<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 22, 2017 | Issue #42


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #41
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Otra granada lanzada para atacar Por Esto! provocó que la sociedad civil defendiera al periódico

Taxistas centinelas patrullan ahora las calles de Mérida, mientras otro estado de México- Yucatán – se dirige hacia un conflicto social


Por Al Giordano
Especial para The Narco News Bulletin

5 de septiembre 2006

Un estado mexicano pobre y muy indígena conocido a nivel internacional por sus antiguas ruinas, gastronomía tradicional, y otras atracciones turísticas; un gobernador represivo que protege al crimen organizado y a los narcotraficantes; un diario combativo de una ciudad capitalina histórica que expone esto a la luz pública… Mientras tanto, ataques violentos repetitivos contra dicho periódico y sus reporteros, impulsan a los ciudadanos a defenderlo, asumiendo el trabajo que no hace el gobierno. La historia ya parece conocida. Pero esta vez el estado es Yucatán. Su capital es Mérida. El periódico es Por Esto! Y el gobernador que juega con fuego es Patricio Patrón Laviada.


Granada de fragmentación sin explotar en las oficinas de Por Esto!
Foto: D.R. 2006 Por Esto!
La mañana del viernes 1 de septiembre, los agresores lanzaron dos granadas de fragmentación al vestíbulo del diario Por Esto, un periódico conocido por los lectores de Narco News cuyo editor general, Mario Menéndez Rodríguez salió victorioso en New York, después de ser demandado, junto con Narco News, en el 2001. Es un vestíbulo con mucho movimiento, frecuentado por periodistas, técnicos, recepcionistas, secretarias, gente haciendo entregas, publicistas, fuentes periodísticas y representantes de cada estrato de la sociedad civil (tu corresponsal ha estado parado ahí cientos de veces). Una de las granadas se estalló, volviendo a pedazos el escritorio de recepción, rompiendo puertas de vidrio, y estropeando el reloj de control de asistencia, que ahora inmortaliza la hora del ataque: las 7:25 a.m. Guardias de seguridad y personal en el cuarto contiguo resultaron heridos por pedazos volantes de vidrio y temporalmente ensordecidos por el ruido de la explosión. Afortunadamente, nadie se encontraba en el vestíbulo, porque este tipo de granada es diseñado para matar. La segunda granada no alcanzó estallarse. Soldados del Ejercito Mexicano, expertos en explosivos, lograron sacarla del edificio y detonarla en un campo aislado.


Ricardo Delfín Quezada Domínguez
Foto: D.R. 2006 Por Esto!
Fue el tercer ataque violento contra periodistas de Por Esto! en ocho días, el segundo en la ciudad de Mérida, y el más reciente de una larga serie de intentos por callar a la prensa en la península de Yucatán. Sin embargo, esta vez los culpables estropearon su oportunidad de hacer esto por hacer demasiado. En vez de perseguir a los perpetradores, quienes escaparon en una camioneta Explorer azul, el procurador estatal (nombrado por el gobernador) detuvo el profesor de antropología y colaborador del diario Ricardo Delfín Quezada Domínguez, de la Universidad Autónoma de Yucatán, y, en una parodia de la justicia, lo acusaron del crimen. “¡Es mi hermano!” dijo don Mario a Narco News, mientras interrogaban al profesor en la cárcel. “¡Este es el hombre que ha denunciado todos los crímenes ambientales por parte del gobierno y su petrolera!”


Foto: D.R. 2006 Por Esto!
La reacción de la sociedad civil fue rápida, y de un nivel que no se había visto desde los años 90, cuando el director de Banamex-Citibank, Roberto Hernández Ramírez – quien fue expuesto traficando cocaína en su propiedad por Por Esto!– demandó al periódico sin éxito 17 veces en México y una vez en la Corte Superior del estado de Nueva York. De alguna manera, la respuesta ha sido aun más grande, sobre todo en los medios de comunicación, donde grandes diarios, desde la Ciudad de México hasta Nueva York, así como organizaciones internacionales para la libertad de la prensa (las cuales se mantenían calladas frente a las fuertes agresiones de narcobanqueros contra el periódico). se apresuraron a informar lo sucedido esta vez. Quizá sea un señal de una nueva etapa de solidaridad periodística en México y América, durante una hora de crisis moral. Pero fue en las calles donde la indignación pública sobre el ataque rebosó hasta la acción directa.


Foto: D.R. 2006 Por Esto!
Más que 200 taxistas acudieron al lugar del crimen en la esquina de las calles 60 y 73, por el centro de Mérida, en frente del colegio Libertad Menéndez. El combativo presidente del sindicato Frente Único de Trabajadores del Volante, Nerio Torres Ortiz, dijo al editor general, Menéndez Rodríguez, que sus integrantes patrullarán las calles, oficinas y casas de los periodistas de Por Esto!, convirtiéndose en “centinelas de volante”, para asumir el trabajo que el gobierno de Patricio Patrón Laviada y sus fiscales no harían.

“Hoy venimos llenos de rabia, llenos de consternación, porque no es posible que en una tierra como la nuestra, acostumbrados a vivir en paz y tranquilidad, se quiera acallar a través de la violencia o del terrorismo, al único órgano informativo que habla con la verdad y a favor del pueblo de Yucatán,” dijo don Nerio a don Mario y a la multitud que se había formado en frente del sede del diario.


Los agresores huyeron en esta camioneta, que se encontró abandonada en el Terminal de autobuses de Mérida.
Foto: D.R. 2006 Por Esto!
“Venimos a decirle hoy a nuestro amigo, a sus familiares, a sus reporteros, a decirle que estaremos pendientes en el transcurso de los próximos días, que las investigaciones lleguen a un feliz término,” advirtió Torres Ortiz. “No queremos que suceda lo que ha estado pasando, que se cometen los actos delictivos y ahí quedan para la historia; hoy queremos que esto se esclarezca porque no es solamente la seguridad de ustedes, es la seguridad de todos los que vivimos en Mérida.”

Según Por Esto!:

Anunció que por acuerdo unánime de los socios del Volante, cada uno de ellos, que salen a las calles a buscar el sustento de sus familias, estarán cuidando la seguridad de nuestro Director General y su familia, por lo que le pidió no extrañarle ver taxis en la esquina de su casa porque ahí van a estar los “centinelas del Volante”.

…“y si más adelante se requiere, Mario, el teléfono nada más tienes que levantarlo y estará toda la organización presente contigo”, concluyó.


Foto: D.R. 2006 Por Esto!
Representantes de docenas de organizaciones –campesinos, maestros, sindicatos, iglesias evangélicas, el Frente Democrático de Yucatán, y tanto hombres como mujeres, indignados por su propio cuenta – también llegaron a las oficinas del periódico y formaron un cadena humana por todo la calle 60, entre las avenidas 71 y 73, para proteger las oficinas. Muchas de las pancartas de ellos se dirigían al gobernador Patricio Patrón Laviada: “¡Gobernador! ¡Los cuerpos policiacos están para proteger a los ciudadanos, no para reprimir, lastimar, amenazar o golpear a aquellos que a través de sus impuestos, pagan sus salarios!”

El rechazo popular de estas agresiones violentas contra un periódico luchador (con el tercer lugar en circulación a través de todo México) está cada vez más enfocado en el impopular y represivo gobernador.

El sábado, un delegado especial que se enfoca en ataques contra la prensa, enviado de la Procuraduría General de la República, tomó la investigación que se encontraba en manos de los procuradores estatales de Patrón Laviada. Después de entrevistarse con los heridos y otros testigos, libraron al profesor Ricardo Delfín Quezada Domínguez el domingo en la tarde por la falta total de evidencia en su contra. Pero los verdaderos bombarderos andan sueltos todavía, con la presunta protección de Patrón Laviada. La explosión de la mañana de viernes a las 7:25 a.m. en el centro de Mérida fue el detonante de la situación, motivada por el represivo y corrupto gobernador, durante este septiembre de rebelión nacional creciente. Yucatán, y sobre todo Mérida, ahora entran a una lista de estados y ciudades mexicanos al borde de una ola histórica dramática.

Esta historia continuará…

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Lisez cet article en français
Legga questo articolo in italiano

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America