<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español July 22, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

#YoSoy132 y movimientos aliados pactan un cambio de estrategia para el bloqueo pacífico de Televisa el viernes

Las organizaciones acuerdan que, "Cualquier acto de violencia será correspondido con un 'sentón generalizado'"


Por Al Giordano
Especial para The Narco News Bulletin

25 de julio 2012

En 1967, el detractor norteamericano Abbie Hoffman escribió que, “el revolucionario de hoy no se dirige hacia el palacio de gobierno, sino a la estación de televisión.” Se necesitaron varias décadas para que los movimientos sociales captaran esta visionaria afirmación. A fines de los ochenta y principios de los noventa, los antiguos regímenes del bloque soviético cayeron justamente cuando los ciudadanos tomaron las estaciones de televisión. De igual forma, el golpe de Estado en Venezuela en 2002 terminó al tercer día luego de que el pueblo recuperara el Canal 8 estatal. Hace seis veranos, en Oaxaca, las mujeres tomaron el Canal 9 y transmitieron desde ahí por tres meses.


“Cualquier acto de violencia será correspondido con un ‘sentón generalizado’” dice el cartel que anuncia la toma pacífica de Televisa. “Nuestros sueños no caben en tu pantalla.”
Sin embargo, la industria privada de la televisión se ha mantenido prácticamente intacta, incluso cuando la gente de la mayoría de los países la ve como simuladora de la realidad y muy lejos de su retórica de “prensa libre.” El papel de los medios de comunicación con los regímenes injustos es el de un parásito simbiótico. Los gobiernos garantizan privilegios especiales para las grandes cadenas de televisión, limitando la competencia y maximizando sus ganancias, y a su vez la industria televisiva reduce el discurso público al falso debate sobre temas que nunca tocan las heridas abiertas ni cuestionan la legitimidad de los estados autocráticos. Los medios de comunicación también sirven para el circo diario del “entretenimiento”, las controversias fabricadas y los chismes de celebridades que canalizan la frustración e impulsos de la gente a las preocupaciones más frívolas: las televisoras son realmente “armas de distracción masiva.”

En México, desde la tarde del 26 de julio y por 24 horas, miles de ciudadanos, como mínimo, crearan un muro humano alrededor de la sede de la televisora más grande del país, Televisa, en lo que las organizaciones convocantes llaman una “toma simbólica.”

El plan de acción ha evolucionado considerablemente desde el 15 de julio cuando muchas organizaciones sociales en la Convención Nacional contra la Imposición en el pueblo de Atenco llamaron a la “toma” de Televisa el 27 de julio. El plan original era establecer un tiempo y lugar de reunión antes de la acción y en ese momento “medir la correlación de fuerzas” para decidir si habría la fuerza en los números para tomar el edificio de la televisora, o convertir la “toma” en un bloqueo u otro tipo de acción.

“Yo estuve en Atenco”, dijo José, un estudiante de Letras Hispánicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de 24 años, dos días después de la convención. “Pareció muy emocionante, me llevé por el momento y voté a favor. Más tarde, en el camino a casa, comencé a tener dudas y me preocupé si el movimiento estaría realmente listo para hacerlo sin violencia.”

Él no fue el único con dudas. (Las preocupaciones de muchos miembros de #YoSoy132 contribuyeron a la historia del 16 julio de Narco News, “Cómo no ser comido cuando los dinosaurios escapen de sus jaulas.”) Los comités #YoSoy132 del área metropolitana de la ciudad de México convocaron a una asamblea urgente el Lunes 23 de julio en la UNAM para decidir su posición en la acción del 27 de julio en Televisa. Ahí, se reunieron representantes de más de 40 grupos #YoSoy132 de la región, cada uno llevando decisiones de sus asambleas locales.

Por primera vez, una reunión de asambleas #YoSoy132 (es decir, una asamblea formada por muchas asambleas locales) prohibió la asistencia de medios de comunicación. De acuerdo con una crónica oficial de la página de medios de #YoSoy132, “Una ronda de votaciones, ‘NO.’ Comisión de comunicación y prensa interviene, la asamblea vuelve a votar ‘NO.’ Es rotundo, no permiten grabar, no permiten tomar fotos. No audio. La prensa sale, los reporteros con disgusto. ‘Es nuestro trabajo, apoyamos sus causas y creemos que es injusto que no nos permitan estar presentes.’”

Este reportero está totalmente de acuerdo con la decisión de la asamblea de trabajar sin el destello de las cámaras y los medios de comunicación, y piensa que sus colegas deberían dejar de quejarse (después de todo, ¿cuántos de ellos invitan al resto de los medios de comunicación a su trabajo y a sus reuniones de planificación?). La presencia de los medios de comunicación casi siempre cambia el resultado de una historia y alienta a la oratoria grandilocuente y a otros tipos de comportamiento fanfarrón perjudiciales para cualquier proceso serio de deliberación. (Es el principio de Heisenberg 101: No se puede estudiar algo sin cambiarlo también.) Además, por cada reportero honesto que cuenta una historia con precisión hay cinco cuyos medios los distorsionan, y uno o dos reporteros que simpatizan con el movimiento pero al final, ya sea por error humano o ceguera ideológica, terminan entendiendo todo mal. Es un signo de seriedad y madurez de la asamblea #YoSoy132 el haber dado este paso para ayudarse a lograr una deliberación más limpia.

El consenso resultante es que el movimiento #YoSoy132 sí quería participar el 27 de julio en una acción orientada a Televisa, pero no consideró que este fuera el momento de “tomar” la televisora. La “toma” por lo tanto, sería “simbólica”. Entre los acuerdos: “No vamos contra los policías, no contra los empleados, la demanda es a las instituciones, siempre sin afectar a particulares.”

Esta decisión, por supuesto, es diferente a la que salió de la convención del 15 de julio de muchas organizaciones en Atenco, por lo que #YoSoy132 acordó reunirse al día siguiente, el martes, con el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de Atenco, el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y otras organizaciones que habían formado parte de la convención de Atenco. Cada una de estas organizaciones es formidable y todas cuentan con considerable experiencia en la lucha, pero ninguna de ellas -ni siquiera juntas- tiene el alcance en convocatoria que #YoSoy132 ha probado tener en estos dos meses de existencia.

La reunión del martes salió bien. Las otras organizaciones acordaron los términos de #YoSoy132 de cambiar la acción a una toma pacífica y simbólica, con pautas específicas destinadas a fomentar el carácter no violento de la acción, muchas de las cuales aparecen ahora en el comunicado oficial #YoSoy132 anunciando la acción que inicia el jueves 26 de julio a las 8 pm en el Monumento a la Revolución en la ciudad de México, que marcha a la sede de Televisa, acampará ahí, y comenzará el bloqueo noviolento a las 6 am del viernes 27 de julio.

De la declaración de prensa de la asamblea #YoSoy132:

“Por consenso, nuestras asambleas decidimos que la acción a realizarse este viernes 27 frente a Televisa Chapultepec será de carácter civil y pacífico a través de un cerco alrededor de las instalaciones con una valla humana masiva, manteniendo el principio pacífico de nuestro movimiento… Esta protesta se realiza en denuncia por la manipulación mediática que la cadena realiza cotidianamente y en especial en el pasado proceso electoral y por el papel que ha jugado dicha empresa por la imposición del candidato Enrique Peña Nieto…

“Durante la realización de este cerco impulsaremos actividades culturales y simbólicas para hacer patente nuestro rechazo al monopolio televisivo… Exigimos garantías a nuestros derechos constitucionales de libre manifestación, considerando que ejerceremos una acción de desobediencia civil pacífica que no intentará ingresar a las instalaciones de la empresa y no ejercerá violencia ni agresión alguna contra ningún elemento del personal de la empresa; ya que nuestra lucha es contra los monopolios mediáticos, los poderes fácticos, el poder político de la televisora; y no contra su personal o la fuerza pública. Es por ello que no se obstruirá la salida de las instalaciones y será el cerco pacífico alrededor, nuestros propios cuerpos los que cercarán la sede televisiva…

“Llamamos a las organizaciones, colectivos, movimientos, redes y a la ciudadanía en general, a respetar y participar en esta modalidad de cerco pacífico evitando cualquier confrontación con los cuerpos policiacos o con seguridad de la empresa. En caso de sufrir cualquier agresión o provocación por consenso hemos decidido NO responder con violencia sino, con resistencia civil pacífica sentándonos en el piso. Anunciamos además que nadie marchará encapuchado o con el rostro cubierto, ni se permitirá portar objeto o arma alguna que pueda significar riesgo para esta acción. Por supuesto nadie podrá participar bajo el influjo de drogas o alcohol. Con esta decisión de consenso y unitaria las asambleas de #yosoy132 de la zona metropolitana mantienen su unidad.”

Si la acción de 24 horas se lleva a cabo con disciplina y se cumplen las pautas, se marcará un momento histórico para los movimientos sociales mexicanos. Mientras que algunos movimientos indígenas, algunos sindicales u otros sectores han mostrado este nivel de planeación y acuerdo previo a realizar una acción masiva, no hay registro de alguna colación de fuerzas tan grande y diversa logrando lo mismo con tanto detalle. Por lo general, las marchas masivas en México han sido más del tipo de “todo se vale”.

También hay una buena razón por la que las asambleas #YoSoy132 trabajaron rápido para cambiar la estrategia y tácticas de la protesta en Televisa. Mientras hasta ahora la policía de la ciudad de México no ha actuado represivamente en contra de ninguna acción del movimiento estudiantil, y comparada con las fuerzas policiales de otros estados y ciudades es relativamente tolerante a las manifestaciones, fuentes con acceso a Televisa han dicho a Narco News que las fuerzas de la Policía Federal -que responden directamente al presidente Felipe Calderón- están listas para desplegarse dentro de las oficinas y edificios de la televisora. Calderón está buscando la oportunidad para justificar el uso de la fuerza federal, algo que la asamblea #YoSoy132 ha previsto y probablemente le ha quitado la oportunidad con este cambio de planes.

También habrá marchas y bloqueos simbólicos de las instalaciones de Televisa en Monterrey, Guadalajara y otras ciudades mexicanas. Estos son los lugares donde los gobiernos locales, estatales o federales tienen más oportunidad de utilizar la violencia contra las protestas (por lo general, de forma en que Televisa y otros medios muestren a la violencia como instigación de los manifestantes). La semana pasada, mientras que la megamarcha pacífica en la ciudad de México tuvo saldo blanco y no tuvo incidentes, la policía municipal de la ciudad de Oaxaca, Oaxaca y León, Guanajuato golpeó y detuvo a varios manifestantes.

Otro factor es que mientras que #YoSoy132 y las organizaciones de la convención de Atenco, acordaron estas pautas básicas, incluyendo que, “no se permitirá portar objeto o arma alguna que pueda significar riesgo para esta acción,” voceros de la organización FPDT de Atenco dijeron que llevaran sus machetes durante la acción, “no como símbolo de violencia sino por la lucha de nuestros abuelos.” En la última década, esa organización ha tenido la disciplina de blandir sus machetes -generalmente utilizados como herramientas de trabajo- sin utilizarlos como armas, pero si otros individuos u organizaciones con menos disciplina y experiencia llegaran a decir, “bueno, si ellos pueden, yo también,” las pautas acordadas y la masiva disciplina requerida se debilitaría. La acción de Televisa es una prueba para todas las fuerzas en todos los campos de la lucha, en pro y en contra, en cuanto a cómo cada uno de ellos se comportará en el primer bloqueo masivo pacífico a una televisora en México.


Las instalaciones de Televisa en Av. Cahpultepec están en la colonia Doctores de la ciudad de México, cerca del centro histórico, y cerca de varias avenidas, incluyendo dos rutas del Metrobús en Balderas y Chapultepec. Se recomienda que los participantes y periodistas que cubran la toma pacífica estudien las rutas de entrada y salida, especialmente en el caso que las autoridades cierren algunas vialidades cercanas a la televisora.
La noche del jueves y viernes se sabrá si se puede realizar con éxito un bloqueo masivo y un “muro humano” con una amplia coalición de fuerzas, sin el tipo de organización de “grupos de afinidad” y con un entrenamiento de la noviolencia que ha logrado exitosas tomas masivas en otras tierras. Por coincidencia, el día después de la protesta de Televisa, el Grupo Operativo #YoSoy132 “Salón de Estrategia” ha programado la primera de cinco sesiones de entrenamiento en resistencia noviolenta organizada para el próximo mes. Ellos recibieron más solicitudes para asistir a la primera sesión de entrenamiento de las que podían aceptar, y ahora han añadido sesiones adicionales para cumplir con la demanda. A finales de agosto elegirán 40 participantes de los primeros entrenamientos para asistir a un curso intensivo de tres días de “formación de formadores.” Esas personas luego recorrerán el país para replicar los cursos de capacitación (el grupo ha recibido solicitudes desde el estado más al sur, Chiapas hasta la ciudad fronteriza con EEUU de Ciudad Juárez en el estado de Chihuahua). Para recibir una solicitud de las sesiones de entrenamiento debe enviarse un correo a voluntarios132@gmail.com.

Hay mucho en juego en la toma simbólica y noviolenta de Televisa. La intensificación de las tácticas y la elección de la compañía de medios más poderosa del país están en sintonía con el ánimo general, pero también se percibe como una amenaza dentro de los pasillos de Televisa, en donde recientemente la televisora envió una nota a sus empleados dándoles instrucciones de no usar insignias de la compañía fuera de la misma. A muchos empleados de base les han pedido no presentarse a trabajar el viernes (a algunos toda la semana), al parecer como consecuencia del temor de la compañía de que su propio personal esté de acuerdo con las protestas y pudieran intentar participar desde el interior de sus oficinas.

Incluso en la ciudad de México, con su comparativamente más tolerante fuerza policial a las manifestaciones (sobre todo cuando están en contra del Partido Revolucionario Institucional de Peña Nieto y el Partido Acción Nacional de Calderón, los partidos de oposición al Partido de la Revolución Democrática que controla el gobierno de la ciudad), hay políticos y burócratas que anhelan una atención positiva de los medios y por lo tanto responden a Televisa y a otras grandes compañías de medios. El viernes habrá una prueba clave de si el gobierno local de Marcelo Ebrard seguirá manteniendo su mano suave contra las protestas pacíficas que se han producido en contra de otros objetivos que no sean los medios de comunicación.

“Tengo un poco de miedo”, nos dijo ayer una participante #YoSoy132 en relación a sus planes de acción del viernes, “pero por supuesto que voy a ir.” Es una conversación que esta semana se repite por toda la ciudad, el área metropolitana y el país, mientras los revolucionarios del siglo XXI se dirigen a la verdadera sede del poder en un mundo sobre mediado: la televisora.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America