<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español October 23, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Una vida desafiando al dogma de la "objetividad"

Richard Bell ha recorrido el camino del periodismo, de la defensa de causas y de la política


Por Kirsten Han
Generación 2012, Escuela de Periodismo Auténtico

7 de mayo 2012

El periodismo, la defensa de alguna causa, la política: ¿Son campos completamente diferentes o aspectos del mismo juego? ¿Puede alguien realmente hacer las tres cosas?

Richard Bell se ha desempeñado en los tres campos y ha vivido para contarlo. Hoy en día trabaja como editor, investigador y escritor.

Conseguir que una persona multifuncional se sentara a platicar resultó ser difícil. “Mi horario es muy flexible aquí,” había dicho, pero necesité un día entero para poder sentarlo. Siempre decía “déjame enviar sólo un correo más” o “déjame hablar con esa persona de allá” y se iba.

Richard Bell, profesor en las últimas tres sesiones de la Escuela de Periodismo Auténtico, una vez más en México para la Escuela 2012. DR 2011 Noah Friedman-Rudovsky.

Era tarde en la noche cuando finalmente nos sentamos a mitad de un ventarrón que había soplado de la nada durante la Escuela de Periodismo Auténtico, un taller de diez días de entrenamiento intensivo celebrado recientemente cerca de la Ciudad de México. El viento había derribado una pesada computadora portátil de la mesa, y todos tuvieron que salir corriendo por una chaqueta adicional para el frío.

Era el lugar adecuado para una entrevista con un hombre cuyo apodo es el “Príncipe de las Tinieblas,” pero uno no tarda mucho en darse cuenta que el apodo es irónico más que descriptivo.

“Yo lo llamaba ‘Príncipe de las Tinieblas’, porque no hay nada oscuro en él”, dice Al Giordano, periodista y antiguo organizador de base que trabajó con Bell en la década de 1980. “Es un hombre muy honesto, un tipo muy ético… Nos pareció gracioso llamarlo así.”

La Alianza Clamshell

Como periodista en los años 60 y 70, Bell cubrió una serie de importantes movimientos sociales en los Estados Unidos, tales como acciones feministas y la Rebelión de Stonewall. “Fue un período agitado”, recuerda. “Me tuve que reunir con muchos de los primeros organizadores.” Pero Bell nunca había estado profundamente involucrado en un movimiento hasta que algunos amigos lo convencieron para unirse a la Alianza Clamshell -un movimiento anti-nuclear que se originó en Seabrook, New Hampshire. El movimiento inició con un grupo de 18 vecinos que se oponían a los planes de la compañia de electricidad de construir dos reactores nucleares en su ciudad.

Bell ya había estado siguiendo las acciones de Clamshell antes de unirse. Como editor, supervisó un equipo de reporteros y fotógrafos que cubrían una acción de Clamshell en 1977, la cual resultó ser el mayor arresto masivo por desobediencia civil en la historia de los Estados Unidos.

“Lo más interesante fueron los grupos de afinidad”, dice refiriéndose a los pequeños grupos de personas dentro de la alianza que se comprometieron a apoyarse entre si y llevar a cabo acciones conjuntas. “Fue muy emocionante ser parte de un nuevo modelo de organización social que pasó a estar en contra de la energía nuclear.”

La cuestión nuclear no era algo nuevo para Bell. Al haber crecido en Norfolk, Virginia durante la Guerra Fría, había estado muy consciente de que la enorme base naval -que albergaba las armas nucleares- era un objetivo potencial de los soviéticos. “Así que siempre había estado consciente de esa manera,” dice.

Bell se unió a Clamshell a tiempo completo como vocero de prensa. Giordano rara vez se reunió con Richard durante el movimiento, pero en ese momento tenía una buena impresión de la presencia mediática de Clamshell. “[Richard] era un tipo de medios”, dice. “Todo fue muy profesional.”

Bell dice que su planteamiento era sencillo: “¿Qué podía hacer para facilitar que los periodistas escribieran cosas bien informadas sobre las cuestiones, la política y el movimiento?”

Unos años más tarde, sus caminos se cruzarían de nuevo. En 1984, ambos trabajaron en la campaña del demócrata John Kerry para el Senado de los EEUU. Giordano fue un organizador sobre el terreno y Bell había sido contratado como director de asuntos. “Nos convertimos en fuertes aliados muy rápido porque erramos los más radicales en la campaña,” dice Giordano.

Kerry ganó las elecciones de ese año y finalmente llegó a postularse a la presidencia en 2004. Bell jugó un papel en la campaña presidencial de Kerry en línea como administrador del blog para la página web. También creó el sitio del Comité Nacional Demócrata en 1993, cuando las organizaciones políticas no tenían mucha presencia en línea.

“Richard siempre ha estado a la vanguardia de las cosas. Estaba en lo cierto cuando decía que se podía utilizar internet para la acción política, mucho antes de que la mayoría de la gente utilizara internet. ¡Estaba dentro de la financiación colectiva incluso antes de que existiera un término para nombrarlo!” Giordano recuerda, añadiendo que el modelo 2004 de Bell fue precursor del histórico éxito de recaudación de fondos en línea de Barack Obama en 2007 y 2008

Jugando entre los campos

La mezcla de los tres campos del periodismo, la defensa de causas y la política no es algo común. Las relaciones entre los tres a menudo se enredan en la desconfianza. Algunos insisten en que deben mantenerse separados con el fin de mantener la objetividad.

Por ejemplo, Kevin Corrado, presidente y editor de un periódico de Wisconsin, recientemente escribió una columna sobre la objetividad periodística.

“Todos los ciudadanos, incluidos los periodistas, tienen derecho a tener sus propias opiniones sobre. . . cuestiones políticas”, escribió. “Pero los periodistas que trabajan dentro de una organización de noticias profesional deben asegurarse de no dar la impresión de favorecer a un candidato o una posición. Se debe actuar con cautela y no involucrarse con los problemas que puedan causar dudas sobre su neutralidad como periodistas.”

Aunque Richard no había jugado un papel importante en algún movimiento hasta después de haber dejado el periodismo, cree que para los periodistas todavía es posible participar en los movimientos, siempre y cuando sean abiertos sobre sus conflictos de intereses.

Este punto de vista tiene sus partidarios. “Como alguien que comparte historias, la objetividad es una pretensión falsa”, dice la becaria de la Escuela de Periodismo Auténtico 2012 Jenny Gustafsson, periodista sueca con sede en Líbano. “Es necesario contar las historias, y cada uno tiene su perspectiva, experiencias, valores y sentimientos. Creo que es bueno que los periodistas estén abiertos acerca de dónde vienen, ya que ayuda a que las personas entiendan su historia.”

Incluso hay quienes creen que la variada experiencia de Richard en los tres campos ha ayudado a mejorar sus habilidades en cada uno. “Si has estado involucrado, puedes informar mejor, ya que entiendes lo que pasa detrás de escena. La mitología es eliminada para convertirte en un reportero mucho más astuto”, dice Giordano.

“[Richard] tiene un conocimiento de las bases que la gente en la política convencional no tiene y es más realista que la gente en el ala de la acción directa”, dice el politólogo Stephen Zunes, quien también estuvo involucrado en la Alianza Clamshell.

Fue esta capacidad de ver las diferentes perspectivas lo que llevó a Bell a ser co autor del libro Nukespeak: Idioma nuclear, mitos y mentalidad, el cual trata el lenguaje que los medios de comunicación y las autoridades utilizan para referirse a la cuestión de la energía nuclear. Los autores se preguntaron: “Lo que leemos y lo que sabemos es diferente. ¿Por qué es así? ”

El libro ganó el premio George Orwell de 1982 por su Distinguida Contribución a la honestidad y la claridad en el lenguaje público. Recientemente fue publicada una nueva edición actualizada a raíz del tsunami del año pasado en Japón y los consiguientes problemas con la planta de energía nuclear de Fukushima.

“Richard es una de las pocas personas que se siente cómodo y eficaz trabajando entre el ala no violenta de acción directa de los movimientos sociales y la política electoral,” añade Zunes. “La gente suele hacer una o la otra, pero Richard ha marcado eso y consiguió el respeto de mucha gente en esas dos tradiciones.”

Para Bell, cada cambio le dio la oportunidad de ver las situaciones con nuevos ojos. “Cada vez que cambiaba de posición, después de seis meses a un año tenía una epifanía. Ya no estaba parado en el mismo lugar.”

Pero al final del día, Bell siempre supo con lo que estaba tratando. “Los valores se mantienen. Las herramientas utilizadas pueden ser diferentes pero la idea es la misma.”

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America