<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español July 24, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La lucha noviolenta llega a tierras de Guerrero

20.000 marchan en Acapulco con Javier Sicilia y las víctimas de la guerra de las drogas


Por Marta Molina
Especial para The Narco News Bulletin

14 de septiembre 2011


Mujer acapulqueña caminando con la marcha por la Costera. DR 2011 Isolda Osorio.
Acapulco fue la última ciudad del estado de Guerrero que visitó la Caravana el sábado 10 de Septiembre. Más de 20.000 personas inundaron la Avenida Costera Alemán marchando por la Paz bajo un calor abrumador. Un río de gente, muchos de ellos vestidos de blanco como símbolo de Paz, caminaron por esta avenida paralela al mar hasta llegar al Zócalo de la ciudad dónde dieron la bienvenida a Sicilia.

El estado de Guerrero, a lo largo de su historia, ha sido testimonio de movimientos guerrilleros que han luchado en contra de un estado autoritario siguiendo una vía armada. Aquí todo el mundo recuerda los nombres de Genaro Vázquez (1931-1972) y Lucio Cabañas (1939-1974) dos maestros que convirtieron la famosa doctrina de la izquierda de “educar a las masas para hacer la revolución” en “organizar a las masas para hacer la revolución”. Importantes sectores de la izquierda nacional en México no los apoyaron por creer que lo primordial era la educación del pueblo y porque su lucha, aunque armada, puso énfasis en la organización comunitaria.

Javier Sicilia, en la rueda de prensa celebrada en Iguala, hizo precisamente referencia a estos dos guerrilleros y a la tradición de lucha armada en la región recordando que defendían “causas incuestionables” y que “las causas de su lucha se los llevaron”. El poeta, ante la prensa y los caravaneros, reprobó la muerte de Cabañas y Vázquez como reprueba “la muerte de cualquier ser humano” y “más aún que ese odio de otros por hombres que lucharon por la justicia se dirija ahora contra su familia”.


Marcha por la Paz en Acapulco. DR 2011 Isolda Osorio.
Micaela Cabañas Ayala, hija del guerrillero Lucio Cabañas, imploró por su seguridad, después del asesinato de su madre Isabel Ayala y de su tía Reyna Ayala, el 3 de julio pasado, en la comunidad de Xaltianguis, en el municipio de Acapulco. Después de recibir varias amenazas de muerte, ha pedido también asilo político para ella y para el resto de su familia. En este sentido, Sicilia hizo un llamamiento al gobierno y a las organizaciones de derechos humanos para que “cuiden la vida de su hija, que es un testimonio de lo humano pero también es un testimonio de dignidad”.

Por este estado que tiene nombre de lucha, se oyó por fin un mensaje que llama a la acción noviolenta, que respeta al otro y que reprueba la muerte de cualquier ser humano. No es fácil que cuaje en un estado donde, según informaron organizaciones sociales en Iguala, en 6 años se han registrado 299 desapariciones y 2.666 casos de violencia, de los cuales 1.365 fueron asesinatos. Pero se empieza a filtrar y a esparcir no sólo a través de Sicilia, sino también a través de las víctimas que acompañaron la Caravana hacia el Norte y que ahora se unen a la del Sur, como María Herrera, madre de cuatro hijos desaparecidos.

María Herrera habló por primera vez el 6 de Junio en Morelia, Michoacán, en la primera parada de la Caravana hacia el Norte y dijo textualmente que ella era “una persona humilde que no tiene preparación, pero el dolor, la impotencia me hacen hablar”.

Hoy María es una madre con una fuerza tremenda, que convirtió su dolor en acción y que ha ido creciendo con el movimiento. Fue ella quién nos dio una lección de noviolencia durante su discurso en la plaza de Chilpancingo gracias a, en parabas suyas, “al señor Sicilia, que nos esta enseñando este camino de paz”. Y ella, lo está aprendiendo, ejerciendo y haciendo al mismo tiempo.


María Herrera en el templete de Cuernavaca, el día que arrancó la Caravana de Paz hacia el Sur, sujetando una manta con los rostros de sus cuatro hijos desaparecidos. DR 2011 Marta Molina.
Dos de sus hijos, desaparecieron en Atoyac de Álvarez, Guerrero el 28 de Agosto de 2008. Dos de sus otros hijos desaparecieron en el estado de Veracruz. Es una madre que busca y no encuentra a sus cuatro hijos en medio de esta guerra. Aunque aceptó que al oír el nombre de Guerrero se le encogía el corazón, se dirijo a los padres de los delincuentes que tienen a sus hijos y les ofreció un abrazo. También se dirigió al gobierno señalándolo como culpable de estas violencias que vive México, pero también dijo que no es el único, que los culpables somos todos porque “nuestra responsabilidad es unirnos para hacer la paz”.

Sicilia se refirió a las palabras de María Herrera y a su mensaje claro de apelo a la sociedad mexicana a organizarse para hacer la paz. Ella ya es parte de activa del Movimiento, se está formando con ellos, y a su vez, está haciendo lo mismo con los integrantes que se suman día tras día a la Caravana.

Ahora la lucha en Guerrero tiene nueva arma, porque, como dijo un reconocido luchador social de la región de 93 años, Pablo Sandoval Cruz , “no es posible que una bala contra otra bala establezcan la paz”. Él dio la bienvenida a la Caravana en la capital del estado e hizo un llamamiento para que en cada estado de la República se empiecen a construir congresos de la sociedad “no sólo para exponer los problemas, sino para decirles a los gobernantes actuales como se puede resolver la criminalidad”.


Pablo Sandoval con Javier Sicilia en el zócalo de Chilpancingo, Guerrero. DR 2011 Marta Molina.
Sicilia se sumó también a las palabras de Sandoval diciendo que el gobierno del país ha estado escondiendo violencia con violencia y en palabras gandhianas dijo que “si seguimos respondiendo ojo por ojo y diente por diente, nos vamos a quedar ciegos y sin dientes”.

Sicilia insistió en Chilpancingo que “debemos buscar un camino noviolento para rehacer nuestra historia, rehacer nuestra Paz y recuperar nuestra justicia y nuestra dignidad y volvernos a encontrar como hermanos en esta inmensa y hermosa casa que se llama México. Porque somos mas fuertes que cualquier violencia”.

Se nota día tras día que las tropas noviolentas se están formando al paso de la Caravana, que el discurso va cuajando y que la gente, indignada por los distintos tipos de violencia que acechan el país, se está organizando. Como dijo Sicilia hace tres días en Cuernavaca, vamos ahora a ver los “dolores del Sur de la nación que son también dolores ancestrales fruto del liberalismo económico del desprecio hacia los pueblos indios”.

Gandhi también dijo que la violencia es el miedo a los ideales de los demás. Los ideales de esta Caravana de Paz son ahora una lucha contra la violencia y acabar con la guerra de las drogas y estas tropas que van escuchando y siguiendo el movimiento a su paso tienen cada vez menos miedo de expresarlo. Los violentos son aquí los que temen a estos ideales. En palabras de Sicilia en la Plaza de Las Tres Garantías en Iguala: “Vamos a obligar a la delincuencia a hacer la paz y encontrar el camino de la reinserción en la vida humana”.

Las tropas noviolentas recordaron en Guerrero que la Paz es posible y que es necesario organizarse y ponerse de pie para, como dijo Sicilia citando a los zapatistas, hacer posible un mundo donde quepan muchos mundos.

En Acapulco, el sábado 10 de Septiembre, 20.000 personas formaron tropas civiles vestidas de blanco recordaron que esta ciudad, tan acostumbrada a dar hospitalidad, se está quedando vacía, pero instaron a sus gentes a recuperarla: “cada plaza, cada colonia, cada playa de Acapulco nos pertenece a todos”.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America