<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español December 21, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

El Gobierno del Estado de Morelos México, secuestra las placas memoriales de las víctimas de la Guerra contra las drogas

El pueblo se organiza para recolocar los nombres de los asesinados en la pared del Palacio de Gobierno


Por Carolina Corral
Narco News Cuernavaca

18 de abril 2011

En el zócalo de Cuernavaca yace una ofrenda a Juan Francisco Sicilia que ahora representa a los 40,000 muertos que ha arrojado la guerra contra el narcotráfico decretada por Felipe Calderón en 2006. Según testigos oculares, a las 3 AM de la mañana empleados del Gobierno, estuvieron desalojando la ofrenda y despegando algunas placas pero dejando las velas que forman una cruz en el piso. Como quien deshoja un árbol para hacerlo florecer al doble, mañana los ciudadanos levantarán la ofrenda de nuevo.

La ofrenda ha fungido como el epicentro del Movimiento por la Paz y la Justicia que inicio en Cuernavaca el lunes 28 de marzo a raíz del asesinato del hijo del poeta Javier Sicilia y otras 6 personas encontradas con signos de tortura y asfixia en un auto.

La ofrenda concentra el poder del reclamo ciudadano. Reúne las expresiones de inconformidad, coraje y urgencia de cambio por medio de poemas, cartelones, mantas, murales, dibujos, fotografías y velas. Conglomera también el esfuerzo de tres semanas de ciudadanos que alimentan el altar con su grano de arena. Es el lugar que acoge a las personas después de una marcha y alrededor del cuál se hacen talleres culturales para la ciudadanía y se llevan a cabo performances artísticos de protesta. Se ha vuelto un lugar de cohesión ciudadana cargado de un simbolismo que ejerce presión a las autoridades.

La ofrenda lleva erigida tres semanas, sin guardia la mayoría del tiempo. El hecho de que haya sido respetada como un banco que acumula enérgicas opiniones ciudadanas depositadas justo en las puertas de la máxima casa de Gobierno, habla de que las autoridades saben que la gente está enojada y que no será fácil remover su memoria.

Hoy la ofrenda amaneció desierta, desnuda. A las 8 AM se reporta que ya todo lo que la cubría había desaparecido. Se llevaron pedazos de papel, cartulina, poemas y alrededor de 15 placas de aluminio con los nombres de los asesinados en Morelos durante esta Guerra y que fueron pegadas en las columnas del Palacio de Gobierno el pasado miércoles 13 de abril en el evento que presidió Javier Sicilia. Pero se llevaron solo eso: papel y unas placas de metal, porque las ganas que la ciudadanía tiene de que la situación del país cambie ya no se pueden arrancar del corazón de la ofrenda.

Ha sido el primer intento de remover la memoria de esta guerra. Un intento que más bien se muestra inseguro ya que no ha sido un acto resuelto de limpieza definitiva. Han decidido dejar intacta la cruz formada con velas en el suelo rodeada de flores. Además decidieron no remover el resto de las 80 placas conmemorativas. Han permitido que se perfore con taladro la pared del Palacio de Gobierno sin haber levantado juicio alguno. Pareciera que el gobierno está entendiendo que ya no puede tocar a la ciudadanía del mismo modos que lo había estado haciendo sin que ésta responda.

¿Por qué ha sido hoy el día en que se hace un intento titubeante de remover la ofrenda? Dos eventos importantes comienzan hoy.

En 1869, un 17 de abril, se erigió un Estado que ahora se cae en pedazos. Hoy se conmemora el CXLII Aniversario de la “Erección del Estado de Morelos” y se celebró en un acto público en el zócalo de Cuernavaca con la presencia del gobernador Marco Adame.

En la fotografía oficial del evento debían aparecer las figuras importantes de la política y detrás el Palacio de Gobierno. Claro que la ofrenda y sus placas se interponían a la solemnidad de este edificio.

Además inicia el periodo vacacional de la Semana Santa. Los turistas además de consumidores curiosos fungen también de testigos y comunicadores. Tener un altar y los muros llenos de placas que responsabilizan al Gobierno de tantas muertes y que hacen un llamado nacional a la movilización ciudadana, representa una estética frente a la cual el gobierno no saldrá bien parado.

Muy a tiempo para intentar dejar una ciudad limpia para una fotografía oficial y para un periodo vacacional. Dos razones de peso para intentar que en el zócalo vuelva el olvido hoy 17 de abril. Sin embargo, mañana regresará la memoria con una nueva ofrenda.

Los ciudadanos que participan en el mantenimiento de la ofrenda ya se organizaron para repoblarla. Está vez el acto se llevará a cabo, como forma de denuncia, durante la conferencia de prensa que se ofrecerá en el Zócalo de Cuernavaca a las 10 AM. Frente a las cámaras se denunciará al Gobierno de haber ultrajado el epicentro del movimiento, el recuerdo de los asesinados, así como la libertad de expresión de la ciudadanía. Y se le recordará que por cada cartulina que se quité aparecerán dos.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America