<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español September 19, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Comunidades en Jalisco se organizan para la batalla final en contra de la presa El Zapotillo

Además de la estrategia legal, los pobladores apuestan por la organización comunitaria


Por Fernando León
Especial para The Narco News Bulletin

11 de marzo 2011

En febrero pasado, comunidades que serían afectadas por la construcción de una presa en el estado de Jalisco, consiguieron un triunfo legal ante el gobierno del estado y federal que planean su construcción. A pesar de lograr un amparo que suspende las obras, el gobierno continúa construyendo la presa, ante esto los pobladores se reorganizan para terminar con el proyecto de una vez por todas y conservar sus históricas comunidades.

Desde que la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) y el gobierno del estado de Jalisco anunciaran la construcción de la presa El Zapotillo hace seis años, la cual embalsaría las aguas del Río Verde en los Altos de Jalisco para trasladarlas a la ciudad de León en el vecino estado de Guanajuato y a la capital del estado de Jalisco, Guadalajara, las comunidades que serían afectadas directamente, como Temacapulín, Acasico y Palmarejo se comenzaron a organizar para impedir la extinción de sus comunidades.

Con la construcción de la presa estos tres poblados serían inundados, a pesar de tener una rica historia cultural en la región y de que sus habitantes tendrían que ser desplazados. En entrevista con un miembro del Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario (IMDEC), organización que ha acompañado a los habitantes afectados desde el inicio, comenta que los afectados directos “alcanzan las 700 personas” sin embargo, complementa que “entre los afectados indirectos se incluye a los municipios de Tepatitlán, Zapotlanejo, Acatic, y […] que serán afectados porque el agua del Río Verde será trasvasada a la cuenca de León Guanajuato y ya no fluirá por el Rio Verde.” Comenta que en total “estamos hablando de 2 mil afectados.”

Tan sólo en la población de Temacapulín, comenta el IMDEC, “viven de manera fija 400 personas más 2000 hijos ausentes que van y vienen, que no viven ahí sino en Monterrey, el DF o Estados Unidos.” Desde que en 2005 se anunciara la construcción de la presa, los habitantes se organizaron para impedir su construcción. Hoy, casi seis años después, el IMDEC comenta que en “la comunidad [de Temacapulín] sigue la resistencia, [y] están organizando nuevas acciones.” Las nuevas acciones contemplan el darle visibilidad internacional a su causa organizando encuentros con afectados por proyectos similares en todo el mundo, entre otras.


Tercer encuentro internacional de afectados por represas y sus aliados en octubre de 2010 en Temacapulín, Jalisco, México. Cortesía Oscar Olivera.
En octubre pasado se celebró una de dichas reuniones, el Tercer Encuentro Internacional de Afectados por Represas y sus Aliados. A este encuentro asistió un líder comunitario histórico de la lucha por el agua en Bolivia, Oscar Olivera. En el año 2000 Olivera organizó lo que se conoció como la Guerra del Agua en Cochabamba, la cual exitosamente logró impedir la entrega de los recursos hídricos a trasnacionales extranjeras para controlar el suministro del vital líquido.

Luego de que la comunidad de Temacapulín obtuviera un amparo en los tribunales del estado que suspenden la obra, Narco News platicó con Olivera sobre el caso y su experiencia personal en las comunidades en resistencia a la presa El Zapotillo. Para Olivera, el pueblo de Temacapulín “Es un pueblo aguerrido y bien organizado.” En 2009 asistió por primera vez a este lugar en donde compartió su experiencia en Cochabamba casi una década atrás, y dice que entonces comentó que “cuando un pequeño pueblo como el boliviano puede enfrentarse a poderes tan tan enormes, no solo políticos sino económicos, al ejército y a la policía, es importante que la gente aprenda y comparta, y que por eso no deben sentirse solos, abandonados ni débiles.”

Olivera menciona que las luchas que Cochabamba y Temacapulín han llevado son muy similares entre sí. “Los gobiernos son despreciadores, las trasnacionales tienen leyes a su favor, se tiene al ejército y a la policía metidos, hay un mismo miedo,” comenta. “Era tan común que era como si habláramos nueve años antes con la gente aquí en Cochabamba.”

La fortaleza que el pueblo boliviano alcanzó en la Guerra del Agua, fue algo que se adquirió gradualmente, menciona Olivera. Para él, otra de las similitudes es que para los gobernantes “el pueblo es inexistente.” Sin embargo, menciona que esta condición debe ser aprovechada en el caso de Temacapulín ya que con esto se puede “generar indignación y enojo que construya lazos de solidaridad y articulación con otras gentes.” Comenta que “en Cochabamba éramos cinco personas al principio y nos convertimos en medio millón, y no había fuerza que nos podía parar,” y dice que es algo que puede pasar en el caso de Jalisco y en otras partes en situaciones similares.

La victoria legal de esta comunidad es para Olivera, el “impulso de los habitantes lograda, además, en el campo del enemigo.” Sin embargo, el gobierno ha continuado con la construcción debido a que ha iniciado un juicio alterno. La comunidad, comenta el IMDEC, ¨está peleando con el fin de que se logre la suspensión definitiva de la obra de embalse y del centro de población.¨ Dicho centro se ha comenzado a construir con el fin de que en caso de que las comunidades sean desplazadas habiten ese lugar.

Además de las luchas que la comunidad realiza en otros espacios, el amparo logrado, cuya resolución podría cancelar la obra, ha hecho que en la comunidad de Temacapulín prevalezca ¨el ánimo de que la lucha es legítima, que se le va dando la razón a la comunidad¨, comenta el IMDEC.

Ante esto, las comunidades afectadas se encuentran optimistas de que lograrán parar la presa que inundaría sus poblados y los desplazaría de sus lugares de origen. Y Oscar Olivera piensa que se logrará, ya que dice que al final “El pueblo es el que hace la lucha y la historia.”

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America