<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español May 23, 2017 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La detención del narco villano "El Chapo" fue un producto para el consumo mediático

El ex supervisor de la DEA afirma que la captura de Guzmán fue un evento "acordado"


Por Bill Conroy
Via The Narcosphere

1 de marzo 2014

La reciente captura del famoso Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, por muchos años líder de la organización narcotraficante mexicana de Sinaloa, no fue lo que parecía ser, según un ex agente supervisor de la DEA que aún cuenta con una profunda red de contactos en México.

La caída de Guzmán, a pesar del guión de los medios describiéndola como una audaz redada antes del amanecer fue, de hecho, un “evento acordado” afirma el agente retirado de la DEA, Héctor Berrellez, quién dirigió la investigación por la tortura y asesinato del agente de la DEA Kiki Camarena en 1985. Esa investigación transfronteriza duró varios años y finalmente condujo a la captura y condena en México de Rafael Caro Quintero, Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo -considerados los líderes de la entonces organización narcotraficante dominante, el Cártel de Guadalajara.

“El Chapo [Guzmán] estaba protegido por agentes federales, militares y por parte del gobierno mexicano”, Berrellez dijo a Narco News. “Estaba haciendo que [el presidente mexicano Enrique] Peña Nieto se viera mal, por lo que el gobierno decidió retirar su personal de seguridad. Al Chapo se le dijo que podría rendirse o lo matarían.”

Berrellez, quien se retiró de la DEA en 1996, insiste que no está hablando en nombre del gobierno de los EEUU, sino como una persona que tiene décadas de experiencia en la aplicación de ley, incluyendo su puesto como el principal investigador de la DEA en México.

“Esta información viene de mis fuentes, con las que todavía estoy en contacto”, añade Berrellez. “He desarrollado una gran red de informantes en México, incluyendo fuentes de la oficina del Procurador General de México, generales mexicanos y otros. Estas personas se encuentran todavía en contacto conmigo”.

Berrellez dice que su versión de lo sucedido se evidencia por el hecho de que Guzmán fue detenido la madrugada del sábado 22 de febrero en una torre de condominios común y corriente en la ciudad turística del Pacífico de Mazatlán, México, sin disparar un solo tiro y sin personal de seguridad que resistiera.

“Este hombre [Guzmán] era más grande que Pablo Escobar [el infame narcotraficante colombiano a quien las fuerzas del orden mataron en 1993 en un tiroteo en una azotea en Medellín],” dice Berrellez. “Él [Guzmán] se movía con un destacamento de seguridad de varios cientos de hombres que incluía al Ejército Mexicano y agentes federales, sin embargo, al final fue detenido como una rata en un agujero. Mis fuentes me dicen que esto fue un evento acordado.”

Encontrando al Chapo

A pesar de lo extraordinario que pueden sonar las afirmaciones de Berrellez para algunos, existe evidencia que indica que las autoridades han sabido por años donde encontrar a Guzmán, quien ha dirigido la organización de Sinaloa al menos desde el 2001, cuando se “escapó” de la cárcel. Sin embargo, las fuerzas del orden misteriosamente habían fracasado en capturarlo -hasta la semana pasada.

Entre las razones por las que Guzmán había huido de la ley por varios años, según dijeron distintas fuentes policiales y de inteligencia a Narco News, no se debió al hecho de que no pudiera ser encontrado, sino porque el equipo de seguridad de Guzmán era formidable y cualquier movimiento en su contra hubiera llevado a un baño de sangre -lo que no es una opción atractiva para la policía o los políticos.

Un correo electrónico escrito por el director de la empresa privada de inteligencia Stratfor, obtenido y hecho público por WikiLeaks en el 2012, hace eco de este análisis:

El Chapo comanda el apoyo de una amplia red de informantes y en sus círculos de seguridad tiene hasta 300 hombres que dificultan las operaciones de captura.

Una vez que el aparato de seguridad fue removido, Guzmán se convirtió en un blanco fácil. Un agente policial con experiencia de trabajo en América Latina lo puso de esta manera:

Parece que El Chapo puso su vida en las manos de la gente a la que había sobornado [el gobierno mexicano, si Berrellez tiene razón, y los militares y federales que estaban en su personal de seguridad]. Pero cada vez que el gobierno quiere hacerte daño, lo pueden hacer. Mira a Escobar Fonseca, Gallardo, Quintero. Todos ellos eran considerados intocables. Luego, un día, el gobierno tuvo el interés de capturarlos.

El agente retirado de la DEA Phil Jordan, que alguna vez condujo el Centro de Inteligencia de la DEA en El Paso, dijo a Narco News que estaba sorprendido de que Guzmán fuera capturado bajo un gobierno del PRI. (El Presidente Peña Nieto es parte del Partido Revolucionario Institucional, o PRI.)

“El Chapo aportó una gran cantidad de dinero al PRI”, dice Jordan. “Históricamente el PRI ha sido un aliado de los cárteles, y el Chapo Guzmán ha contribuido con millones en sus campañas. Todo eso está documentado [en informes de inteligencia] que he visto.”

Después de que hace poco Jordan hiciera comentarios similares a la cadena de televisión en español Univisión, la DEA emitió la siguiente declaración a los medios de comunicación:

Las observaciones hechas por el ex agente de la DEA Phil Jordan y las realizadas por otros agentes de la DEA en retiro no reflejan los puntos de vista de la Administración de Control de Drogas. La detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera fue un logro significativo para México y un importante paso adelante en nuestra lucha común contra la delincuencia transnacional organizada, la violencia y el tráfico de drogas…

El hecho de que la DEA se sintiera obligado a emitir una declaración de este tipo indica que los comentarios de Jordan sobre la complicidad del PRI con las organizaciones del narcotráfico deben haber dado en el clavo en Washington, una fuente de la DEA le dijo a Narco News. Las afirmaciones de Jordan, que dieron en el clavo, también apoyan la afirmación de Berrellez – y la de sus fuentes – que Guzmán estaba recibiendo protección por parte del gobierno mexicano- incluyendo bajo el gobierno del Presidente Peña Nieto. Si aceptamos eso, la pregunta entonces es: ¿Por qué se retiró ese apoyo?

Berrellez dice que sus fuentes le indicaron que Guzmán se había convertido más en un estorbo que una ventaja para el gobierno mexicano. La agenda de reformas que buscaba el régimen de Peña Nieto depende, en parte, de la creación de una percepción de que México está ganando la guerra contra las drogas y reduciendo la violencia, de modo que parece ser una apuesta segura para que lleguen a México los miles de millones de dólares en inversión extranjera (particularmente en el sectores turísticos) que está buscando atraer.

Un Guzmán libre era considerado una amenaza mayor para la agenda que uno dominado, y su captura, por el contrario, le daría al gobierno de Peña Nieto un gran impulso a su imagen, por lo que Guzmán tuvo que caer.

“Fue algo político”, dice Berrellez.

Y está claro que la detención de Guzmán le dio al gobierno de Peña Nieto un importante impulso a su imagen en el escenario global -dada la avalancha de prensa positiva que siguió a la captura de “El Chapo”. Y llega en un momento en que Peña Nieto está tratando de promover reformas que colocan a México como una tierra ideal para los especuladores, inversionistas y turistas.

Un publirreportaje de 14 páginas que salió en la revista TIME a finales de diciembre del año pasado, alrededor de dos meses antes de la captura de Guzmán -que fue pagado, en parte, por el gobierno mexicano- detalla el plan de Peña Nieto para el “progreso”.

Osorio Chong dice que la serie de reformas del mercado significa que el 2014 es el momento ideal para invertir en México y que los inversores extranjeros son bienvenidos a traer su dinero, conocimientos y habilidades para cualquiera de los sectores industriales, comerciales y de manufactura en el país. [Miguel Ángel Osorio Chong es el secretario de Gobernación de Peña Nieto, el cargo más alto en su gobierno.]

... El ex secretario de Energía, Luis Téllez Kuenzler, quien ahora es presidente de una de las más importantes instituciones financieras del país, la Bolsa Mexicana de Valores, agrega:

“México es muy favorable a las inversiones. Cualquier persona que desee invertir de cualquier otro país sólo tiene que ir a su banco o correduría de valores e invertir. Es transparente, eficaz y muy fácil de hacer.”

Berrellez no es el único agente veterano que no cree en el guión convencional fabricado por los medios de comunicación para la captura de Guzmán. Otro ex agente de la DEA, Mike Levine, un veterano de las profundas misiones encubiertas, como la Operación Trifecta -que se llevó a cabo en México a finales de 1980, cuando el PRI también estaba en el poder en México- describe la detención del capo de la organización de Sinaloa como “otra estafa de la guerra contra las drogas.”

Levine transmitió lo siguiente a Narco News por correo electrónico:

He aquí por qué [la detención de Guzmán] perpetúa el rol cómplice en la guerra contra las drogas a cargo de los medios de comunicación: Hace dos décadas yo era parte de una operación encubierta internacional [denominado] “Operación Trifecta.”

En cámara oculta, nuestra “Mafia” encubierta [una treta creada para golpear narcotraficantes mexicanos y funcionarios gubernamentales corruptos] fue capaz de organizar un reparto de 15 toneladas de cocaína directamente con militares y representantes del gobierno mexicano, por lo menos uno de los cuales estaba vinculado directamente al presidente entrante de México. Como detallé en el libro “Best Seller” de The New York Times “Deep Cover“, la CIA, el Departamento de Estado y el Departamento de Justicia se movieron de inmediato para destruir la “Operación Trifecta.” Como se revela en el libro, el entonces Fiscal General de los Estados Unidos en realidad destruyó la cubierta de nuestro equipo encubierto.

 Debido a un par de agentes testarudos de la DEA y Aduanas, no fue exitoso del todo. El punto es, lo que le dio al Chapo Guzmán, y a TODOS como él, el poder de ser narcotraficantes multimillonarios fue la participación encubierta de su propio gobierno para mantener el flujo de dinero y drogas a través de México hacia los EEUU.

... Entiendo que NADA ha cambiado desde que esto fue demostrado y mientras la participación encubierta y apoyo de la economía de drogas del gobierno mexicano -y aquellos elementos del gobierno de EEUU que dan apoyo encubierto a los mismos- continúe, habrá un flujo continuo de CHAPOS GUZMÁNES…

Este enlace a un video de Youtube [video] realmente captura el secreto encubierto [que se llevó a cabo como parte de la Operación Trifecta]. El video fue enviado por correo urgente a la Fiscalía General de los EEUU, que entonces destruía nuestra cubierta al alertar al Procurador General Mexicano sobre las inminentes detenciones…

Permanezcan en sintonía…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America