<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español July 29, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Zapatistas inundan San Cristóbal por miles, se unen al llamado a detener la guerra

La marcha silenciosa del martes en Chiapas fue el preludio de la convergencia en la Ciudad de México del domingo


Por Natalie Long
Especial para The Narco News Bulletin

8 de mayo 2011

El sábado, los zapatistas, la Otra Campaña, y miembros de la sociedad civil en San Cristóbal de las Casas, Chiapas, tomaron las calles, conduciendo una marcha silenciosa que procedió de la parte noroeste de la ciudad al centro del pueblo.

Con miles de participantes, esta marcha estaba en solidaridad con una marcha nacional más grande celebrada el domingo. La marcha nacional empezó en Cuernavaca, Morelos el pasado jueves 5 de mayo, y llegó el domingo a la Ciudad de México.


DR 2011 Gerardo Ozuna
La marcha nacional se debe en parte a los esfuerzos del reconocido poeta mexicano Javier Sicilia. El pasado 28 de marzo, el hijo de Sicilia fue hallado muerto cerca de Cuernavaca, Morelos, con su cuerpo mostrando señales de tortura antes de su muerte. Aproximadamente una semana después de la muerte de su hijo, el 3 de abril Sicilia publicó una carta en la revista mexicana Proceso, denunciando el sistema de violencia en México. En esta carta, Sicilia afirmó que los mexicanos estaban “hasta la madre” con la violencia y corrupción presente en su país, y convocó a una movilización de la sociedad civil para recuperar México a sus ciudadanos. Su más reciente llamado a la movilización es la de la actual marcha, también conocida como Caravana por la Paz con Justicia y Dignidad.

Tras la convocatoria de Sicilia, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) publicó un comunicado el jueves 28 de abril, anunciando su intención de celebrar una marcha silenciosa el sábado 7 de mayo en San Cristóbal de las Casas, Chiapas. En una carta del Subcomandante Marco publicada el mismo día del comunicado, señaló que las restricciones económicas no le permitirían al EZLN viajar a Cuernavaca o la Ciudad de México para participar en la marcha nacional. Por tanto, de acuerdo a los modestos medios disponibles el Subcomandante Marcos anunció la intención del EZLN de marchar en silencio en San Cristóbal. El comunicado indicó además que esta marcha silenciosa sería para apoyar y solidarizarse con la voz nacional que busca reclamar justicia para el pueblo.

Por lo tanto, el sábado se vio el encuentro del EZLN y sus partidarios en San Cristóbal de las Casas. A las 10 de la mañana, un gran contingente de zapatistas se alineaban afuera de CIDECI, el Centro Indigena De Capacitación Integral, también conocido como Universidad de la Tierra, uno ten que caminar para cubrir la caminata dediez minutos al final de la calle de la universidad, dado que la calle estaba llena de zapatistas con pasamontañas, prohibiendo el paso de vehículos.

Los zapatistas vinieron de todas partes del estado de Chiapas. Varias regiones estaban representadas, no sólo por la vestimenta tradicional de las mujeres, sino por los símbolos cosidos en los pasamontañas de los miembros del EZLN. Al frente de la mayoría de los pasamontañas, un parche identificaba el caracol de cada persona por un número y la región de la persona por un color. Los diferentes colores de los parches incluían el rojo, amarillo, naranja, morado, azul, blanco, gris, y verde, entre otros.


DR 2011 Gerardo Ozuna
A las 12:15 pm, los zapatistas comenzaron a alinearse afuera de CIDECI preparándose. Entre los zapatistas se incluía un gran espectro de diversas edades, desde niños llevados por sus madres, hasta ancianos con canas asomándose por debajo de sus máscaras. Las mujeres parecían más numerosas que los hombres en una relación dos a uno. Los zapatistas también mostraron representación tanto urbana como rural. Las mujeres rurales zapatistas eran fácilmente identificadas por sus trajes tradicionales, o por vestidos que muchas llevaban. Algunas de las mujeres estuvieron presentes en la marcha a pesar de la ausencia de zapatos en sus pies. Muchos de los hombres rurales zapatistas llevan el traje campesino tradicional, incluyendo botas para la lluvia, camisas de algodón de manga larga y pantalones de algodón. Algunos de los hombres llevaban trajes tradicionales también, aunque no tanto como las mujeres. El contingente urbano zapatista proporcionaba un contraste curioso, quizás mejor identificado por una joven mujere llevando grandes audífonos sobre su pasamontañas. Otros zapatistas urbanos llevaban playeras más justas y pantalones de mezclilla, artículos más familiares para aquellos viviendo en un ambiente urbano con tiendas al por menor.

Aproximadamente a la 1:10 pm, una mujer a la cabeza de la marcha llevando un pasamontañas recibió una orden en su radio, y ordenó a aquellos al inicio de la marcha a preparase. Parecía que la marcha estaba lista, los miembros del EZLN caminaban en silencio en las filas llevando pancartas con frases como “Estamos hasta la madre por la Guerra de Calderón!”, “Alto a la Guerra de Calderón” y “No más Sangre.”

Sin embargo, para la 1:25pm, la marcha se detuvo. El silencio fue roto por el murmullo de radios mientras aquellos al principio de la marcha trataban de de orientarse al interior de la colonia desde donde la marcha debía salir. Mientras los que portaban radios se comunicaban entre sí, la gente en las casas, tiendas, y talleres cercanos salieron a ver la procesión de los zapatistas enmascarados. Después de unos diez minutos de conversación, la marcha avanzó una vez más, continuando por una calle con dirección a la carretera a San Juan Chamula.

Sin embargo, la columna se enfrentó a un nuevo desafío antes de salir a la carretera. Alrededor de la 1:35 pm, la cabeza de la marcha se encontró con otro grupo de zapatistas – parecía que el inicio de la marcha se había encontrado con la retaguardia. Por un lado, fue un acontecimiento impresionante, mostrando que los zapatistas habían convocado a tantas personas que las calles no eran navegables. Por otro lado, esto causó gran confusión, con los caminos cerrados. La cabeza de la marcha no continuó con sus compañeros impidiendo el paso, y por tanto tuvieron que esperar pacientemente a que el resto se incorporara. Cerca de las 2 pm, el caracol se deshizo una vez más y la cabeza de la marcha procedió más adelante. Este progreso fue detenido una vez más mientras la cabeza de la marcha se encontraba con más zapatistas en su dirección.

Con este nuevo obstáculo, más o menos cinco o seis autoridades se reunieron para consultar. Con radios en las manos, se pararon en el medio de un círculo hecho por hombres tomados de las manos, creando un espacio de protección para que las autoridades hablaran y tomaran decisiones. Mientras las autoridades hablaban suavemente entre sí y con las radios, las filas zapatistas miraban y esperaban pacientemente por las órdenes.

A lo largo de todo el proceso, varias acciones sirvieron para recordar al espectador que el EZLN es un ejército, y debe ser considerado como tal. Entre la rápida respuesta a las órdenes dadas por las autoridades, las filas organizadas con las que procedían los zapatistas, y la clara cadena de mano presente, el espectador se vio obligado a recordar que la procesión que estaba pasando era una organización militar, capaz de ser convocada si es necesario por las cabezas del EZLN.

Para las 2:35pm. los zapatistas habían alcanzado un consenso sobre cómo proceder, y la marcha comenzó a orientarse a sí misma. Primero las autoridades del EZLN continuaron por la carretera, con otros zapatistas uniendo sus manos para formar un círculo protector alrededor de las autoridades. Inmediatamente detrás de las autoridades estaba la cabeza de la marcha, llevando una pancarta que condenaba la guerra de Calderón. La procesión serpenteaba su camino en la selva de autos y camiones estacionados a un lado del camino, los mismos vehículos que trajeron a los miembros del EZLN a esa parte de la ciudad más temprano. Algunos zapatistas continuaron a un lado del camino, esperando el momento de unirse a la marcha. Muchos de los que esperaban armaron un campamento, y comían sus almuerzos mientras sus compañeros marchaban.

Para las 2:55pm, la marcha llegó a la carretera que lleva al centro del pueblo en una dirección, mientras se dirigía al municipio de San Juan Chamula en otra dirección. A medida que el EZLN se topó con los autos que llegaban, los zapatistas se dirigieron a detener el tráfico. Algunos autos simplemente se detuvieron, mientras otros dieron la vuelta. A medida que la marcha procedía entre las calles, los sonidos que predominantemente se escuchaban era una mezcla de bocinas de autos, el sonido de los huaraches y botas en el pavimento, y el misterioso sonido de un caracol. Ocasionalmente los manifestantes compartían comentarios, pero en general los zapatistas se mantuvieron en silencio mientras continuaban por el camino al centro del pueblo. La suerte quiso que al llegar al semáforo este estuviera en verde, permitiendo que el EZLN continuara sin interrumpir la marcha.

La marcha con toda su fuerza en la calle hacia el centro, fue recibida por una gran variedad de curiosos, incluyendo camareros saliendo de restaurantes, turistas tomando fotos, y gente local mirando mientras la marcha llegaba al centro. Los clientes en las cafeterías dejaban las tazas para ver a los zapatistas marchando, algunos comentando lo impresionante de la vista. Para las 3:50 pm, el EZLN comenzó a llenar la plaza frente a la catedral de la ciudad, dirigiéndose a un escenario que tenía muchos micrófonos. Sin embargo, el discurso, aún no estaba listo.

Durante la espera, muchos zapatistas se sentaron a tomar un breve descanso, quitándose los paliacates para tomar un trago de agua o refresco, algunos corriendo a tiendas cercanas, con sus palacetes, para tomar un refrigerio. Las conversaciones comenzaron a circular en voz baja entre la gente que estaba sentada, algunas en español, otras en distintas lenguas indígenas.

A pesar de que los movimientos iniciales de la marcha fueron tal vez un poco rudos, a la llegada a la plaza de la cátedra, el EZLN mostró una impresionante organización, coordinando en que lugar se iban a colocar las distintas delegaciones para el discurso. Aproximadamente a las 4:45pm, la marcha continuó su arribo a la plaza. Un representante del EZLN se acercó al micrófono, pidiendo que los zapatistas que ya estaban en la plaza avanzaran, debido a que habían compañeros atrás que aún no habían llegado.

Para las 5:05 pm, los miembros de la Otra Campaña finalmente llegaron a la plaza. Las delegaciones arribaron de todas las comunidades, tal vez las más visibles fueron Cruztón, Mitzitón, Ejido Tila, Huixtan y Bachajón. También estaban representados otros miembros de la sociedad civil, incluyendo miembros del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas, el Centro de Derechos de las Mujeres, y la Brigada Feminista por la Autonomía. A pesar de la importante señal de solidaridad, la presencia zapatista dominaba por mucho todo el evento.

Para las mujeres de los colectivos de las comunidades de Aguacatenango, La Grandeza, Napite, Corostik, Coquiteel, Sulupwitz, Frontera Comalapa, Santa Rosa de Cobán, Yaluma, Chihuahua, y Bella Vista del Norte, proporcionaron su palabra y la razón por la que estaban marchando. Reconociendo el pesar que sientes y las lágrimas que derramaron que escuchan noticias de violencia, las mujeres también señalaron el coraje que sienten al defendieres de violaciones y asesinatos cometidos por aquellos a quienes el gobierno les permite irse con libertad. Las mujeres hablaron en contra de la violencia, no solo en la forma de las armas, pero en la inherente violencia presente al sentenciar a la población a la pobreza, diciendo que el gobierno “no sólo nos mata con armas, con sus armas, también asesina con pobreza, con el hambre en nuestro pueblo que utilizan para engañarnos…” Entonces las mujeres pidieron justicia, y el fin de la violencia, por el respeto, y la libertad de la Madre Tierra, entre otras demandas a la sociedad y el gobierno.

El FrayBa también proporcionó su palabra al público concerniente a la marcha. Protestando las políticas de guerra del Presidente Felipe Calderón que han cobrado las vidas de cerca de 40,000 víctimas, el FrayBa señaló que la impunidad fue la clave para continuar con su clima de violencia. El Frayba señaló a la marcha como un signo de la esperanza por la vida y por a demanda de justicia mientras la sociedad civil se esfuerza por lograr una vida digna para todos.

Entre los simpatizantes zapatistas participando en la marcha, uno en particular comentó que la marcha nacional era un acontecimiento necesario que el país estaba esperando. La marcha del EZLN fue una promesa dada por los zapatistas que habían cumplido, cumpliendo su palabra a aquellos participando en el movimiento más grande.

Luego de una hora de que la marcha arribara a la plaza, a las 5:10 pm, las autoridades del EZLN tomaron el escenario. Llamando a que la asamblea saludara, la multitud primero cantó el himno nacional mexicano, seguido del himno del EZLN. No es de extrañar que el himno del EZLN resonara con más fuerza que el himno nacional. Al término de ambos, un representante tomó el micrófono para proporcionar a los ahí reunidos la palabra del EZLN.

El representante que habló, condenó la actual violencia en México, afirmando que la historia de México había resultado en el derramamiento de sangre inocente, y que la paz y justicia no se encontraban en el país. El orador lamentó el hecho de que “la única culpa que las víctimas tuvieron es el haber nacido o vivido en un país que es mal gobernado por grupos legales e ilegales con sed de guerra, muerte y destrucción.” Denunció la conversión de escuelas y universidades en zonas de guerra, y el estado general de miedo hacia la vida de uno que está presente en la simple acción de viajar al trabajo. Además, el orador criticó al gobierno, al que señaló de proporcionar declaraciones y promesas falsas a las madres y padres que demandaron justicia de parte de sus hijos asesinados. Ayer, dijo el orador, era cuando el pueblo de México escuchaba las dignas voces de las víctimas y sus familias. Hoy es el día de su digno silencio, un silencio que afirma, igual de fuerte que sus palabras, que quieren paz, justicia y una vida digna. La lucha de esas víctimas y sus familias no nació de un interés personal, sino que “nació del dolor de perder a alguien a quien amas tanto como a la vida misma.” Al llegar al fin del discurso, el orador declaró que la gente convocada al movimiento nacional están pidiendo a las asistentes luchar por la vida, y que la gente reunida en la ciudad estaban para responder a ese llamado.

Concluyendo su discurso, el representante y la multitud alzaron sus manos y gritaron siete veces, enviando un mensaje de solidaridad a las víctimas y sus familias, diciendo “No están solos.”

A las 5:45 pm, la presentación en español concluyó y fue seguida de ovaciones, aplausos y silbidos aprobatorios. El mismo discurso fue luego presentado en varias lenguas indígenas, incluyendo Tzotzil y Tzeltal. Alrededor de las 7 pm, cerca de tres horas después de que la marcha llegara al centro de la ciudad, las autoridades del EZLN descendieron del escenario, cerrando la asamblea. Con el fin de la ceremonia, el silencio fue oficialmente roto, y los murmullos comenzaron a escucharse entre los zapatistas mientras salían de acuerdo a sus grupos. A pera de haberse tomado la mayor parte del día para reunir a los miembros del EZLN y sus partidarios en la plaza, en sólo treinta minutos no había pasamontañas que ver en el centro de la ciudad. Los equipos de limpieza empezaron a trabajar, y los miembros de las comunidades se fueron a casa, llevando consigo la palabra de sus experiencias.

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America