<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español April 19, 2014 | Issue #67


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #66
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Sector privado de los EEUU proporciona mercenarios de guerra a México

Empleadores buscan a ex soldados para proporcionar tácticas de guerra urbana y entrenamiento contrainsurgente


Por Bill Conroy
Especial para The Narco News Bulletin

4 de abril 2011

L-3 MPRI, una división de uno de los principales contratistas de defensa de los EEUU, está buscando en la comunidad mercenaria contratar “posiciones de mando” que puedan ayudar a supervisar personal de la compañía en México y también coordinarse con “funcionarios militares mexicanos” en una decena de sitios de entrenamientos en México llamados “VMTC”.

Esos Centros Virtuales de Entrenamiento Militar, o VMTC por sus siglas en inglés, proporcionan “entrenamiento de alta calidad y apoyo de simulación”, y las posiciones de mando que son buscadas se reportarán directamente con el administrador del proyecto L-3MPRI en la Ciudad de México, afirma un anuncio de empleo publicado en la página web de L-3 MPRI.

Por mucho tiempo, los críticos de la política de guerra contra las drogas han afirmado que el militarismo que fomenta está gran parte motivado por las ganancias, con una Iniciativa Mérida de $1.5 mil millones de dólares ofrecida como prueba del carácter mercenario de tal política. Bajo la iniciativa, los EEUU han acordado proporcionarle al gobierno mexicano sofisticado equipo militar y entrenamiento para ayudar en la “lucha” en contra del “crimen organizado y la violencia asociada”, de acuerdo al Departamento de Estado de los EEUU.

Aún cuando en este punto no está claro quien financía los centros de entrenamiento L-3 MPRI en México—ya sea que son apoyados por el dinero de Mérida o el gobierno mexicano, u otro programa—lo que queda claro es que el anuncio de empleo representa evidencia importante de que las compañías del sector privado estadounidense tienen operaciones mercenarias dentro de México, las cuales parecen proporcionar entrenamiento de alto nivel al Ejército Mexicano en apoyo, o al menos en parte, de la guerra contra las drogas del país. Desde que Felipe Calderón asumió como presidente a fines de 2006 y lanzara su llamada guerra a los “cárteles de droga” 35,000 personas han sido asesinadas.

L-3 MPRI fue fundado en 1987 por militares estadounidenses de alto rango y su presidente, nombrado en enero de 2010, es John Craddock, el cual, antes de su retiro del Ejército Estadounidense en 2009, se desempeñó como Comandante en Jefe del Comando Europeo de los Estados Unidos y como Comandante Supremo Aliado en Europa—supervisando los ejércitos de 28 países miembros de la OTAN.

L-3 MPRI fue adquirido en 2000 y ahora opera como división de L-3 Communications, corporación con unos $16 mil millones en ingresos anuales y 62,000 empleados. Sirve como principal contratista en el mercado de defensa/seguridad, proporcionando servicios y productos de “comando, control, comunicaciones, inteligencia, vigilancia y reconocimiento” a los EEUU y a gobiernos extranjeros aliados, de acuerdo con su sitio.

Entre los servicios prestados por la división MPRI de L-2, que emplea a unas 5,000 personas, es el entrenamiento militar que hace uso de “simulaciones y simuladores”, de acuerdo a su sitio en internet.

Lo siguiente, de un folleto de marketing de L-3 MPRI, ofrece mayor visión sobre la oferta de la compañía, al igual que este video:

Entrenamiento en Defensa Internacional y Equipamiento – Proporcionamos a nuestros clientes internacionales en defensa y militares programas de entrenamiento y educación relativos a la modernización y desarrollo de la fuerza, estabilización militar, simulaciones y ejercicios de entrenamiento con disparos de armas de fuego, seguridad marítima y fronteriza, y más, todo bajo licencia del gobierno de los Estados Unidos.

... Productos de Simulación, Entenamiento y Tecnología – Proporcionamos entrenamiento con tecnología de simulación de última generación para la conducción (de patrullas, camiones, vehículos de emergencia), puntería con láser (con todo tipo de armas), y marítimo (navegación, maniobras con barcos, motores y manejo de carga)...

Una vez más, el anuncio del L-3 MPRI no aclara cuales son los servicios específicos que proporciona al gobierno mexicano a través de sus 12 VMTC en México, ni tampoco se indica en el anuncio cuánto tiempo han estado en operación estos centros de entrenamiento.

Sin embargo, el anuncio de empleo si deja claro lo que la compañia busca en las “posiciones de mando.”

Del anuncio:

Requisitos: Grado mínimo oficial de compañía o sobuoficial jubilado (E7-E9) con quince años de servicio, ya sea en el Ejército de los EEUU o en la Infantería de Marina [Marines]. Mínimo tres años de combate o expereincia contratista como líder de equipo en entrenamiento de guerra con ejércitos extranjeros enseñando combate de guerra urbana, contrainsurgencia, tácticas de defensa o infantería. Se prefiere hablante de español. [El subrayado es mío.]

Ubicaciones: MÉXICO (varias lugares)...

Narco News contactó a un vocero de L-3 MPRI, al Vicepresidente en comunicaciones estratégicas Rick Kiernan a través del teléfono y correo electrónico buscando respuestas a las siguientes preguntas:

1. ¿Cuál es la naturaleza del entrenamiento proporcionado al Ejército Mexicano a través de los Centros Virtuales de Entrenamiento Militar [VMTC] en México?

2. ¿Dónde su ubican los VMTC en México, o al menos en que regiones del país?

3. ¿Podría proporcionar el nombre de la entidad [esto es el gobierno mexicano u organismo de los EEUU] que contrata a L-3 MPRI para los servicios de entrenamiento VMTC?

4. ¿Cuántos empleados/contratistas trabajan para L-3 MPRI en los VMTC en México?

5. ¿Puedo proporcionar una descripción de lo que un VMTC está diseñado para proporcionar en términos de servicios/entrenamiento? [Por ejemplo, los VMTC utilizan inteligencia de la vida real sobre el terreno al crear escenarios virtuales de entrenamiento?]

6. Además del Ejército Mexicano, hay VMTC de L-3 MPRI proporcionando entrenamiento/servicios a otros grupos del ejército mexicano o agencias de la ley? Si es así, ¿puede nombrarlos?

Kiernan, al ser contactado por teléfono, respondió a las preguntas como sigue:

No tenemos un contacto [en México] para hacer ese tipo de trabajo. No ha habido contrato adjudicado que yo sepa.

Sin embargo, fuentes de Narco News sostienen que el anuncio de L-3 MPRI está circulando en la comunidad mercenaria y, hasta el momento de la publicación de este reportaje, el anuncio de empleo estaba en la lista de trabajos en la compañia. En este enlace se puede apreciar una captura de pantalla del anuncio.

Las declaraciones del portavoz de L-3 MPRI negando que la compañia tenga un contrato activo en México es desconcertante, a pesar de que Kiernan si dijo que L-3 es una gran compañia y contrata de forma “parada y arranque” todo el tiempo—así que es posible que este particular pacto simplemente no está en su radar por alguna razón.

Antes de la cobertura de Narco News también era claro que el Departamento de Defensa está involucrado en proporcionar servicios de entrenamiento al Ejército Mexicano, no muy diferentes a los descritos en el anuncio para mercenarios de “posición de mando” de L-3 MPRI.

En febrero, la reportera Erin Rosa de Narco News escribió un artículo, Los EEUU dan cursos de “contrainsurgencia” a militares mexicanos en la guerra contra las drogas, que afirma lo siguiente:

En agosto de 2009, un equipo móvil de entrenamiento junto con la Universidad de Operaciones Especiales Conjuntas (JSOU, por sus siglas en inglés), una escuela militar que enseña tácticas de fuerzas especiales, entrenó al ejército y marina mexicana. A diferencia de los reportes de años anteriores, el documento no detalla la locación exacta en donde se llevaron a cabo dichos entrenamientos.

En octubre pasado, cuando una investigación de Narco News descubrió que tanto la JSOU como WHINSEC estaban operando en México, el Departamento de Estado y el Departamento de Defensa no dieron a conocer lo que estaban realizando y donde estaban localizados. En ese momento Alex Featherstone, portavoz de la embajada de los EEUU en México dijo que el Departamento de Defensa, a través de la Oficina de Coordinación de la Defensa en la embajada, llevan a cabo “seminarios, conferencias y reuniones”, incluyendo eventos que se enfocan en “esfuerzos antidrogas.”

Y ahora parece que el Ejército de los EEUU, como en muchas zonas en conflicto en todo el mundo, pueda estar trabajando junto con fuerzas mercenarias en la guerra contra las drogas en México.

Tosh Plumlee, ex piloto contratista de la CIA, no parece sorprendido por la revelación:

“Hace unos meses alguien… me envió una copia [de un anuncio] similar a este,” dijo a Narco News. “No estoy seguro si era la misma compañía u otra… En la actualidad hay muchos reclutas de mercenarios.”

Actualización del 4 de abril

Se ha revelado un poco más de la naturaleza de los Centros Virtuales de Entrenamiento Militar.

Otro anuncio de empleo publicado en el sitio de L-3 Communications ha llamado la atención de Narco News.

La información del empleo describe a la red de VTMC en México como parte de un esfuerzo llamado “Proyecto Esparta”, que está diseñado para “entrenar a soldados del Ejército Mexicano en operaciones de combate urbano básicas y avanzadas” con la meta de crear una “Fuerza Élite de Combate Urbano.”

La “nueva fuerza de reacción especializada” apoyará “agencias de la ley federales, estatales y municipales en la guerra contra el crimen organizado y los cárteles de droga”, afirma el anuncio de L-3 MPRI.

Más del anuncio:

El Programa de Combate Urbano entrenará soldados de nivel básico en las habilidades necesarias para apoyar las campañas en contra del crimen organizado, para entender y apoyar las funciones y procesos de las agencias de aplicación de la ley, para operar dentro del marco jurídico civil, e interactuar con eficacia con la sociedad mexicana. [El subrayado es mío.]

Requisitos [para el especialista en entrenamiento]: Ex oficial de combate o suboficial con 5 años de servicio en el Ejército de los EEUU o Infantería de Marina. Mínimo dos años de experiencia de combate o de contratista de combate en un escenario de entrenamiento de guerra con ejércitos extranjeros enseñando combate urbano, contrainsurgencia, tácticas de defensa o infantería. De preferencia hablante de español.

Vale la pena señalar que los dos anuncios de L-3 MPRI aparecidos en esta historia están buscando ex soldados, esencialmente mercenarios, que de otra manera no hubieran tenido entrenamiento en “procesos y funciones de aplicación de la ley.” Sin embargo, dado la limitada información disponible en los anuncios L-3 MPRI, es posible que “el Programa de Combate Urbano” pueda estar reclutando entrenamiento con un contexto de aplicación de la ley.

Queridos lectores, pueden ver todo el anuncio en este enlace o como captura de pantalla en este enlace.

Permanezcan en sintonía…

Share |

Read this article in English
Leia este artigo em português

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America