<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 21, 2017 | Issue #40


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #39
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Informante da su perspectiva sobre la corrupción de las entidades de seguridad estadounidenses en Colombia

Narcos, policías colombianos, y la DEA y Aduana de EU colaboran en un “Cartel del Diablo”


Por Bill Conroy
Special to the Narco News Bulletin

19 de marzo 2006

Publicado en inglés el 18 de marzo, 2006

Baruch Vega afirma haber sido usado simultáneamente por múltiples agencias estadounidenses, en los últimos años de la década de los 90, para infiltrar y entregar a la justicia a varias personas sindicadas de participar en las actividades de narcotráfico, llevadas a cabo por el Cartel del Norte del Valle.

Como muestra de ello, Vega afirma que conoce muy de cerca las acusaciones de corrupción relatadas en el “Memorando de Kent”, un documento interno del Departamento de Justicia que fue filtrado a Narco News a principios de este año y que ha propiciado un bombardeo de información en los medios, durante los últimos cinco meses.

Thomas M. Kent, abogado del Departamento de Justicia, escribió el memorando a finales del 2004, en un esfuerzo por llamar la atención sobre las serias acusaciones de corrupción dentro de la Embajada de Estados Unidos en Colombia. En el memorando, Kent denuncia que los agentes de la DEA en Bogotá ayudaron a narcotraficantes, participaron en lavado de dinero y conspiraron para asesinar informantes.

Vega le dijo a Narco News que entre 1997 y 200, el FBI y la DEA lo emplearon como informante en diferentes investigaciones enfocadas en los líderes del Cartel del Norte del Valle. Al mismo tiempo, asegura, trabajó como una fuente extranjera de contrainteligencia para la CIA.

También afirma que durante el curso de estas investigaciones, descubrió que agentes corruptos de la DEA y la Aduana -una agencia federal, cuyo brazo investigativo se convirtió, desde entonces, en el Servicio de Inmigración y control de Adunas de Estados Unidos (ICE son sus siglas en inglés)– estaban comprometiendo el desarrollo de las operaciones.

ICE es parte del Department of Homeland Security, el Departamento de Seguridad Nacional

La Aduana de Estados Unidos, además, estaba involucrada con perseguir a narcotraficantes colombianos durante el mismo período en que Vega estaba trabajando en Colombia con el FBI, la DEA y la CIA. Este último asegura que, en un momento, el ICE sí tuvo acceso a mucha información sobre informantes y fuentes cooperantes dentro de la organización del Norte del Valle que se habían conseguido y mantenido activos, a través de diferentes investigaciones realizadas por la DEA y el FBI.

Según Vega, tanto agentes de la oficina de la DEA en Bogotá, así como alguien perteneciente a la Aduana, estaban filtrando información sobre las investigaciones en curso, llevadas a cabo por entidades estadounidenses, a miembros claves de la Policía Nacional de Colombia. Vega dijo que ciertos oficiales de esta entidad se encontraban aliados con narcotraficantes del Norte del Valle. Inmediatamente después de que se filtró esta información hubo un baño de sangre. Como resultado, aparecieron asesinados numerosos informantes y fuentes cooperantes.

“Le han puesto precio a mi cabeza unas tres veces”, dijo Vega a Narco News. “Soy uno de los pocos sobrevivientes de toda esta locura. Casi todas peresonas que se encontraban en mi grupo (fuentes cooperantes y otros informantes) actualmente están muertos.

Vega dijo que las numerosas piezas de este oscuro misterio hacen que este parezca muy complicado de descifrar.

“Pero si las piezas están ubicadas de la manera correcta, todo esto se hace más fácil de entender”, agregó. “Es una cuestión de poner a la persona correcta en el lugar correcto”.

Según Vega, lo que así se revela es la conformación de una organización de narcotráfico perfecta, que el describe como “El Cartel del Diablo”.

Este denominado Cartel del Diablo era una alianza entre narcotraficantes del Cartel del Norte del Valle –muchos de ellos ex oficiales de la Policía Nacional – y miembros activos de esta entidad, bajo la dirección de un coronel llamado Danilo González.

Las fuerzas paramilitares, bajo el liderazgo de Carlos Castaño, quien encabezaba las sanguinarias Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), garantizaban la protección, y llevaron a cabe el trabajo más sucio, para el Cartel del Diablo, tal y como sostiene Vega.

El gobierno de Estados Unidos acusó a Castaño en el 2002 por narcotráfico. Dos años después, Castaño desapareció, luego de ser víctima de un supuesto atentado en Colombia. Se presume que está muerto. Sin embargo, su cuerpo nunca se encontró.

El órgano de inteligencia del Cartel del Diablo, sostiene Vega, estaba compuesto por agentes federales corruptos estadounidenses de la DEA y la Aduana.

Los objetivos de la alianza del Cartel del Diablo eran proteger su negocio de narcotráfico -el cual creció sobre las cenizas del narco-imperio de Pablo Escobar- y neutralizar a los narcotraficantes rivales. Entre los más organizados rivales, de ese entonces, se encontraba el Cartel de Cali, el cual fue ensombrecido finalmente por el Cartel del Norte del Valle.

Reunión en Aruba

Todo esto podría parecer un cuento fantástico y, como se basa en lo dicho por un informante, hasta sospechoso. Sin embargo las declaraciones de Vega sí reflejan, de manera exacta, los cargos de corrupción que el memorando de Kent puso en evidencia. Además, fuentes dentro de las agencias estadounidenses dijeron a Narco News que Vega estaba en una posición donde puede haber sabido de muchas cosas, lo cual es precisamente la razón porque tantas agencias confiaron en él como informante.

Y Vega sí sostiene que tiene evidencias de la corrupción existente en la DEA y la Aduana, evidencia que, afirma, también se encuentra en manos del FBI . No obstante, hasta la fecha, afirma que el gobierno de Estados Unidos ha fallado en su accionar con respecto a dicha evidencia. Un cargo similar se encuentra consignado en el memorando de Kent.

Parte de estas evidencia, dice Vega, fue resultado de una reunión que el tuvo, en Abril de 2003, con el Coronel González, de la Policía Nacional de Colombia, en Aruba. Esta reunión fue aprobada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, de acuerdo con Vega.

Al mismo tiempo, González se encontraba bajo la mirada del gobierno estadounidense, debido a que llevaba a cabo actividades corruptas. Por eso, estaba dispuesto a colaborar con sus entidades. Su reunión con Vega era un intento de tantear la situación.

Vega aseguró que, durante esta reunión, González explicó la estructura central del Cartel del Diablo, dando nombres, incluyendo los de los supuestos agentes estadounidenses corruptos, de la DEA y la Aduana, que estaban ayudando a los narcotraficantes con varias tareas, tales como filtrar información sobre las operaciones llevadas a cabo por los organismos de seguridad norteamericanos que buscaban capturar a los miembros del Cartel del Norte del Vallle.

Vega dijo que toda la información de la reunión con González fue entregada al FBI. Sin embargo, el sospecha que no se ha tomado ninguna acción frente a los cargos de la corrupción contra la DEA y la Aduana, porque esos mismos agentes implicados también ayudaron a elaborar casos contra narcotraficantes claves de organizaciones que competían contra el Cartel del Norte del Valle. Según Vega, algunos de estos casos están todavía por resolverse en de los estamentos judiciales estadounidenses, tal como sucede en Miami, con el caso de los hermanos Rodríguez Orejuela, supuestos fundadores del Cartel de Cali.

Finalmente, González llegó a convertirse en el objetivo de un proceso jurídico en los Estados Unidos, acusado de narcotráfico, lavado de dinero y homicidio. Sin embargo, fue asesinado en Colombia, mientras se preparaba para entregarse al gobierno norteamericano.

Si la supuesta corrupción de los agentes de la DEA y la Aduana fuera expuesta ahora- sostiene Vega-, los casos contra narcotraficantes que ellos ayudaron a elaborar podrían verse amenazados, pues los abogados defensores podrían decir que las evidencias y testimonios del gobierno son inválidas.

El expediente de la CIA

Vega jugó un importante papel en la operación de la DEA conocida como “Cali-Man”, la cual se llevó a cabo desde 1997 hasta el 2000 y que fue encabezada por un supervisor de la DEA llamado David Tinsley. Dentro de las actividades de Cali-Man, Vega afirma que contrató a una fuente de información llamada Juan Nicolás Bergonzoli, quien era un socio cercano del líder de las AUC, Carlos Castaño. Según Vega, fue Bergonzoli quien, inicialmente, habló con él y con varios funcionarios de la DEA sobre las filtraciones provenientes de la Embajada de Estados Unidos en Bogotá.

Vega afirma que Tisnsley buscaba evidencia de estas filtraciones. Además, asegura que en 1999, Bergonzoli organizó las cosas para que fuera posible comprar información proveniente de la Embajada de Estados Unidos en Bogotá, a través del Coronel González, de la PNC. Vega dijo que González obtuvo la información a través de sus contactos de la DEA en la embajada y se la entregó a Bergonzoli, quien, a sus vez, se la llevó a Tisnley, de la DEA.

Vega sostiene que el expediente suministrado a Bergonzoli, se constituía como un registro de toda la información de inteligencia que la CIA había reunido sobre unos 200 narcotraficantes.

“Ese era el expediente original”, afirma Vega. “Pienso que era un registro de todas las investigaciones de la CIA, durante los anteriores 6 meses.

Vega dice que el expediente contiene información detallada sobre los narcotraficantes, incluyendo números telefónicos, direcciones, árboles genealógicos y fotografías.

Además, el memorando de Kent afirma que agentes corruptos de la DEA en Bogotá estuvieron filtrando información clasificada a narcotraficantes y que varios informantes fueron asesinados, como resultado de dichas filtraciones.

“…Hicieron asombrosas revelaciones respecto a los agentes de la DEA en Bogotá”, escribió Kent en el memo. “Alegaron que habían sido asistidos en sus actividades en narcóticos por los agentes [en Bogotá]. Específicamente, alegaron que los agentes les daban información sobre investigaciones y otras actividades afines en Colombia.”

Las fuentes de los organismos de seguridad que hablaron con Narco News, también confirmaron que un expediente de la embajada de Estados Unidos fue filtrado a Bergonzoli. No obstante, estas fuentes no pudieron confirmar que este fuera un expediente de la CIA

Revelando la Verdad

¿Podemos creerle a Vega? Esta es una pregunta que sólo el tiempo responderá, si más evidencia de esta oscura historia sale a la superficie.

Algunos podrían argüir que su historia no es más que una exageración , fabricada por la mente de un individuo que gana su vida a través del engaño. Cabe destacar que después de haber estado realizando su trabajo como informante del gobierno de Estados Unidos, fue este último el que lo acusó de recibir millones de dólares de narcotraficantes a cambio de la promesa de ayudarlos a negociar sentencias de prisión más cortas.

Entonces, ¿quién podría confiar en lo que Vega dice?

Pero por otra parte, el memorando de Kent hace, nuevamente, las mismas denuncias sobre corrupción dentro de las filas de los organismos de seguridad estadounidenses, que Vega está ahora poniendo en evidencia. Los agentes de la DEA que quisieron exponer estas denuncias, dentro de los cuales se encuentra Tinsley, terminaron siendo acusados de corrupción –cargos que ya fueron descartados -.

Asimismo, Vega nunca fue condenado, con cargos de peso, por sus supuestos “ardides de corrupción”, las cuales resultaron contar con la aprobación del gobierno de Estados Unidos, como parte de su estrategia para atrapar a los narcotraficantes. El gobierno solamente pudo acusar a Vega de haber cometido un crimen menor: haber pagado tarde sus impuestos en 1998.

Puede ser que, con el tiempo, nos demos cuenta de que Vega no es el estafador corrupto que el gobierno quiere hacernos creer, sino que está simplemente contándonos una verdad que el gobierno de Estados Unidos no quiere que sepamos.

Vega, por su parte, lo ve de esta manera: “Todo es una rueda… algún día, mi parte estará arriba.”

Manténganse sintonizados con nosotros…

Share |

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America