<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español January 21, 2018 | Issue #64


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #63
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

“¡Nunca Más!”

Miles de personas marchan en Buenos Aires para recordar a los desaparecidos en el 34 aniversario del golpe de Estado


Por Fernando León
Especial para The Narco News Bulletin

27 de marzo 2010

BUENOS AIRES, ARGENTINA: Treinta y cuatro años han pasado desde el último golpe cívico-militar en la Argentina. Treinta y cuatro años después, treinta mil argentinos y argentinas permanecen en el umbral de la inexistencia y la impunidad.


Plaza de Mayo llena en la marcha de la memoria por el golpe de Estado del 24 de marzo de 1976. – DR 2010 Isan Monfort
24 de marzo de 1976: golpe de Estado de una junta militar liderada por el teniente coronel Jorge Rafael Videla en contra de la tercera esposa de Juan D. Perón, Isabelita Perón. Se inicia el nombrado Proceso de Reorganización Nacional. Siete años después: regreso a la democracia. Saldo del Proceso: 30,000 personas desaparecidas.

24 de marzo de 2010: Decenas de miles de personas toman las calles del centro de Buenos Aires con una frase en mente, “Nunca Más.” Treinta mil desaparecidos en siete años hacen de la última dictadura argentina la más sanguinaria en Sudamérica. El Proceso de Reogranización Nacional podría definirse mejor como el Proceso de la tortura, el miedo y la muerte; y treinta y cuatro años después del renacimiento del oscurantismo la memoria toma las calles.

Las Madres

Durante aquel gris proceso, un grupo de mujeres se organizó a partir de una causa común en este país en ese periodo: la desaparición de sus hijos por motivos políticos. El deambular por instituciones oficiales les hizo percatarse de que a pesar de la soledad en un país sombrío se tenían a ellas mismas. El autoreconocimiento como madres de desaparecidos permitió que aquellos hombres y mujeres que se habían desvanecido de la existencia terrenal tuvieran un nombre y apellido, una historia, y un presente.

Y cada jueves ahí estaban, un grupo de mujeres sin nada que perder desafiando a la bestia en su propio terreno. Se adueñaron de la plaza, y nunca más la soltaron. Y esta tarde ahí estaban, como cada año, como cada semana. Salieron a recordar y a buscar a sus hijos. Sin embargo, a diferencia de los jueves del Proceso, decenas de miles de personas las acompañaban. Tal vez recordando a un ser querido que ya no está, o simplemente para dejar claro que ese gris periodo en la historia de la humanidad no se vuelva a repetir, y ¿de que manera lo hacen? tomando las calles, tomando la plaza, y recuperando un pensamiento y memoria alguna vez negados.

“Los desaparecidos de hoy también son desaparecidos”


Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz 1980) encabeza una de las marchas hacia Plaza de Mayo. – DR 2010 Fernando León
Los desaparecidos son una herida abierta en la Argentina. El juicio y castigo a los militares involucrados en violaciones a los derechos humanos durante ese periodo es, además de la presentación de los desaparecidos, la principal demanda de los organismos de derechos humanos que ayer participaron en las movilizaciones del país.

Sin embargo, en el marco de las violaciones a los derechos humanos y las desapariciones, se trata de visibilizar una práctica que continúa impune. De acuerdo con organizaciones, familiares, y colectivos del país no aglutinados dentro del oficialismo del gobierno de Cristina Fernández, las violaciones a los derechos humanos continúan de distintas maneras.

“Las desaparecidos de hoy también son desaparecidos”, se escucha entre las calles que circundan a la Plaza de Mayo. Y es que la marcha de ayer tenía dos tintes visibles: por un lado organizaciones, organismos, colectivos que apoyan al gobierno de Cristina Fernández. Para estos grupos, el gobierno de Cristina tiene un compromiso real con los derechos humanos. Y es que su gobierno ha llevado a los militares de nueva cuenta ante los tribunales. Tal vez uno de los casos más sobresalientes sea el procesamiento de 17 militares involucrados con violaciones a los derechos humanos en la antigua Escuela de Mećanica de la Armada (ESMA). Por el otro lado se encontraban organizaciones de izquierda opositoras al gobierno que creen que este compromiso está en tela de juicio.

El martes 23 de marzo, en la misma Plaza de Mayo se llevó a cabo el Festival Contra la Impunidad, la Represión y el Gatillo Fácil, convocado por organizaciones de todo el país. Además de las presentaciones de bandas de rock populares, los oradores trataron de visibilizar las desapariciones y represión que se vive por igual en los gobiernos de Cristina Fernández, en el de Daniel Scioli, gobernador de la provincia de Buenos Aires, y en el de Mauricio Macri, jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires.


Madres de desaparecidos en la dictadura piden la aparición de Jorge Julio López, testigo clave en el juicio contra un represor y desaparecido en democracia desde 2006. – DR 2010 Isan Monfort
La criminalización de la pobreza, de la protesta y de la juventud, parecen ser los rasgos esenciales en los casos de represión y desaparición en los tres niveles de gobierno. Un caso emblemático es el de Luciano Arruga, desaparecido desde el 31 de enero de 2009 en Lomas del Mirador, La Matanza, en el Gran Buenos Aires. Luciano desapareció cuando tenía 16 años, y de acuerdo con las pistas y las declaraciones de un testigo que estuvo con él, la policía parece ser el principal implicado.

El caso de Luciano se repite por todo el país. La práctica del gatillo fácil continúa como parte de la tradición represiva de las fuerzas armadas y policiales. Tan solo la semana pasada, la muerte de dos jóvenes, luego de que la motocicleta en que viajaban fuera embestida por una patrulla policial, generó la movilización de la población de Baradero en la provincia de Buenos Aires. El hartazgo a los abusos policiales y la impunidad ha motivado que la población más vulnerable salga a las calles a reclamar el respeto a los derechos humanos, ya sea en Baradero, en La Matanza o en la avenida Corrientes de la Capital Federal.

La marcha de la izquierda opositora había salido de la plaza del Congreso para llegar a la Plaza de Mayo. La otra, la “oficialista” encabezada por las Madres de Plaza de Mayo, había llegado antes y había avanzado por Avenida de Mayo. La participación en ambas fue muy numerosa y contenían a su vez grupos artísticos y culturales que les imprimían un sello alegre.

A pesar del procesamiento a militares involucrados en el Proceso, la estructura que hace 34 años permitió el inicio del mismo continúa de alguna forma intacta, los nombres, los métodos y las formas cambian, pero no así el resultado. Sin embargo, lo más importante de esta tarde de marzo es el eco por la justicia que brota de las gargantas de los miles de argentinos que se dieron cita en la plaza ayer. Tratan de romper con las etapas oscuras en donde el lugar más peligroso en la Argentina era el pensamiento. La memoria y el pensamiento regresan para quedarse, y a pesar de las diferencias ideológicas que pueda haber, al final ambas marchas confluyeron dentro de la plaza, pues a fin de cuentas el enemigo es el mismo: el olvido.

Share |
Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America