<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 22, 2017 | Issue #43


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir
Comentarios

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #42
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

La otra campaña dice No a la torre de teléfono móvil en el La Paz y No a una refinería de gas en Ensenada.

El precio del "progreso" en Baja California es arrojada sobre los que no se benefician de ello


Por Ginna Villarreal
El Otro Periodismo con la Otra Campaña en Baja California Sur y Norte

24 de octubre 2006

¿De teléfonos móviles a gas natural, cuál es el precio de esas comodidades que algunos adquieren y otros no? Del 13 al 20 de octubre durante la visita Zapatista, el Subcomandante Marcos junto con la Otra Campaña en su recorrido en los dos estados de Baja California, los ciudadanos afirmaron que el precio del dicho “progreso” es pagado por los que menos se benefician de ella. En Rinconada de los Olivos, en la ciudad de La Paz del estado de Baja California Sur, una torre esta asentada sobre un barrio marginado, y los habitantes están luchando para conseguir retirarlo de allí. En Ensenada, Baja California, una masiva regasificadora que comenzará a convertir nuevamente el gas natural liquido a gaseoso en el 2007 –al principio fue propuesto en territorio estadounidense pero las autoridades locales se opusieron-es un peligro ambiental y una amenaza para costa pacífica. Esta es una historia de agravios, pero también una de resistencia.

La torre en Rinconada de los Olivos

En una vecindad con calles no pavimentadas, con casas modestas, torres gigantes de teléfonos móviles están ubicadas encima de cerros sobre las vecindades de la ciudad, centinelas de los intereses corporativos. Mientras cae el crepúsculo estas torres comienzan a brillar sus luces rojas como señal del imperialismo. Sin embargo, en la colina existe una torre cuya señal ha sido silenciado por más de un año. La comunidad lleva a cabo diariamente una vigilia afuera de la cerca de acero en un barrio de La Paz conocido como Rinconada de los Olivos, así logrando la interrupción del mantenimiento y la transmisión de esta estación.


Foto: D.R. 2006 Ginna Villarreal
Cuando los representantes de Lusacell anunciaron su presencia corporativa en la vecindad, fue para informar, no para consultar que este terreno sería tomado. La compañía aseguró a los vecinos que les proveería teléfonos públicos. Eso fue una farsa. Lo que pusieron fue un trasmisor de teléfonos móvil que espanta a los niños con sus ruidos extraños y que preocupa a los padres y abuelos.

Los niños denominan a la torre “el monstruo”. Con los vientos fuertes que el reciente ciclón provocó, los ruidos de los metales preocupó a los que están debajo de sus sombras y los hizo temer por su seguridad. Los niños corrieron hacia afuera con sus linternas para ver hacia qué lado iba a caer. La historia de esta torre es una de miedo y de preocupación. Junto con la tensión emocional que la torre ha traído a la vecindad, la otra preocupación es sobre la salud. Estudios demuestran los posibles efectos perjudiciales para la salud que la radiación electromagnética de la radiofrecuencia puede causar. Se ha reportado que las torres son las causantes de enfermedades tales como cáncer del cerebro, tumores del cerebro, y leucemia en la niñez; la comunidad Rinconada de los Olivos tiene una causa justa por que preocuparse.

La comunidad grita- ¡ya Basta! y resiste la presencia del monstruo.

Lenora Vitia, una oradora apasionada y activista anciana habló de la resistencia y la organización de la comunidad. Declaró al Otro Periodismo y a la Otra Campaña que han formado grupos para bloquear el funcionamiento de la antena. Una disputa ocurrió el 14 de febrero con la policía. Cuando se negó la entrada a aquellos de la compañía en la transmisora, la policía municipal fue llamada como respaldo de las compañías móviles. Fue un ejemplo más de la brutalidad policíaca y del uso excesivo de fuerza: inmediatamente hubo una confrontación entre cuatro habitantes de la comunidad y miembros de la policía quienes llegaron en 14 patrullas, dejando a un activista casi ciego en un ojo: Feliz día de San Valentín les desea Lusacell y las autoridades de La Paz.

Lo que esta comunidad quiere es nada más y nada menos que el retiro de la torre. Días antes de la visita del Delegado Zero a la comunidad, la compañía Lusacell se declaró en bancarrota. Como una serpiente que cambia de piel, esta compañía – propiedad de las empresas multinacionales con sede en EE,UU. Bellsouth y Versión– se ha librado de su responsabilidad sin perder su capital.

¿Quién entonces oirá las quejas de esta gente? El Delegado Cero lo hizo el 14 de octubre, e impulsó a la comunidad a continuar luchando por el control de su espacio urbano, y a ejercer presión a Víctor Castro Cosido, alcalde de La Paz, para resolver la situación de Lusacell. Días antes, hablando de la polémica que hubo sobre si la compañía Baja Feries permitiría al Subcomandante Marcos cruzar el mar de Cortes, Castro Cocido, del Partido de la Revolución Democrática (PRD) anunció que apoyaba “la causa de Marcos”. El portavoz Zapatista exhortó a la comunidad rodear al ayuntamiento y decirle al acalde que “la causa de Marcos es derrumbar la torre”.

Marcos explicaba que las microondas de torres como éstos “queman las células del cerebro”. Y preguntó en voz alta: “¿Por qué no construyen esas antenas en la casa del gobernador? Que ya no tiene cerebro que se le queme pues. O de Vicente Fox, que tampoco tiene neuronas”.

El Delegado Cero informó a la gente a su derecho de compensación por los daños emocionales y físicos que han sufrido. “Los que necesitan pagar son aquellos que pusieron la torre allí o los que permitieron que estuviese allí”. Él les prometió que su historia continuará siendo contada, y él continuará luchando por ese barrio y por su derecho de vivir en tranquilidad y con la seguridad de salud hasta que la torre no sea derrumbada.

Ensenada: temas de cultura y el medio ambiente

Más hacia el norte, en Baja California Norte, entre la línea costera a unos minutos de la ciudad de La Ensenada, sienta una regasificadora, una planta que procesa gas natural liquido. Aquí la lucha es eliminar los peligros y la destrucción causado por otro producto de la industrialización capitalista, para eliminar el potencial y los daños al ambiente y a la cultura histórica de México.


Marcos con Oscar Montaña
Foto: D.R. 2006 Ginna Villarreal
Oculto detrás de un lujoso campo de golf, las luces de la regasificadora de Energía Costa Azul se logra ver a gran distancia. El 17 de octubre, Oscar Montaña, miembro del Comité Ciudadano Estatal-Ensenada contra la Instalación de las Regasificadoras y Termoeléctricas Trasnacionales, acompañó a medios alternativos y al Delegado Zero en un camino polvoriento y explicó la situación: “este ha sido casi cuatro años de lucha contra la instalación de las regasificadoras”.

Parte de la protesta contra la instalación de estas plantas es el peligro ambiental que puede causar. El refinamiento del gas crudo causa un peligro instantáneo al ecosistema en las costas de la Ensenada. En el proceso se utiliza agua de mar para calentar el gas líquido, que está bajo cero de temperatura. Después se descarga el agua dentro del océano, contaminando y alterando las temperaturas naturales del ambiente marino. Junto con las regasificadoras vienen barcos cargados de material volátil. Con esa magnitud de peligro, se necesita que el ejército mexicano asegure el área y el cargo. La compañía Sempra Energy con ubicación en San Diego ofende al proveer un mercado extranjero, pagando un reparto de siete millones de dólares para dejar los daños y peligros ambientales fuera de suelo estadounidense.

La otra parte de la ofensa de esta planta, es la indiferencia de la compañía por la historia antigua de México. La regasificadora fue construida sobre un sitio arqueológico. Estudios conducidos por el Instituto Nacional de Antropología e Historia de Mexico revelaron restos humanos con más de 4,000 años de antigüedad. ¡Todo eso no detuvo la destrucción del sitio! Las piezas arqueológicas fueron “salvadas”, dijeron las autoridades, y la construcción continuó.

La compañía de energía se jacta en su pagina de Web que “han trabajado junto con las comunidades locales y que esos participantes eran la clave de identificar y resolver posibles temas dificultosas”. No estoy segura si se referían a las voces de Oscar Montaña y los otros miembros del comité de ciudadanos. Como en la comunidad El Rinconada de los Olivos, estos activistas están luchando para recuperar el control de su tierra. Estas son las luchas que comienzan desde abajo y luchan por la seguridad, la salud de la comunidad y la protección local del medio ambiente.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English
Lisez cet article en français
Lees dit artikel in het Nederlands

Discussion of this article from The Narcosphere


Enter the NarcoSphere to comment on this article

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America