<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español November 22, 2017 | Issue #42


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #41
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Bloquean las oficinas estatales en Oaxaca

Hay miedo de una “guerra sucia” tras las agresiones paramilitares; el movimiento pide que se reconozca el gobierno popular


Por Nancy Davies
Comentario desde Oaxaca

1 de agosto 2006

Publicado en inglés el 28 de julio.

Después de un día exitoso de organizar a la gente, con el fin de llevar a cabo una celebración libre del festival tradicional de la Guelaguetza, la Asamblea Popular del Pueblo de Oaxaca (APPO) comenzó el duro trabajo de tomar los pasos a seguir para fortalecer la lucha.

Respaldada por los maestros en huelga, que conforman la mayoría de sus miembros, la APPO decidió durante una sesión de 12 horas – que concluyó a las 5 a.m. del 26 de julio- bloquear indefinidamente el acceso al congreso estatal, la corte suprema, y las oficinas tanto de la Secretaría de Finanzas, como de la Fiscalía. La oficina de prensa de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), a través de su vocero Daniel Rosas Romero, dijo que se tomará la medida para incrementar la ingobernabilidad de Oaxaca y así apresurar la salida del gobernador Ulises Ruiz Ortiz (URO). La ocupación empezó a las 6 a.m. del 26 de julio, según un reportaje de Radio Universidad, emisora afiliada a la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca.

La transmisión en Radio Universidad convocó a la ciudadanía para que ayudara a mantener el bloqueo. Una reunión de los ciudadanos fue programada a las 6 de la misma tarde para recibir ideas sobre cuáles serían las próximas etapas a seguir.

La APPO envió delegados a la Ciudad de México para enfatizar que la asamblea popular ya se esta haciendo cargo del gobierno en Oaxaca. Precisamente de allí salió una caravana el día 25 hacia la capital nacional para exigir que el Congreso Nacional atienda la petición de destitución. Según voceros del APPO, el apoyo nacional al movimiento está creciendo. Organizaciones magistrales de Michoacán y Chiapas vinieron a Oaxaca para ofrecer su ayuda. Ofertas internacionales de apoyo han llegado desde la Federación Americana de Maestros (de Estados Unidos) y de un grupo de cubanos, así como de otros latinoamericanos que se están reuniéndose en este estado.

Los priístas (del Partido Revolucionario Institucional) deben estar enloqueciéndose. Me encontré con un oaxaqueño de clase media que estaba indignado porque, según se quejó, “un puñado de gente” puede entrometerse en los negocios de Oaxaca.

Por parte del gobierno, la nueva fase es la de la guerra sucia. Hasta el momento, presuntos paramilitares, respaldados por el gobierno, han lanzado bombas molotov dentro de las casas de dos dirigentes conocidos (el líder indígena Alejandro Cruz López y el secretario general de la Sección 22, Enrique Rueda Pacheco). Radio Universidad ha sido atacada dos veces, y sus líneas telefónicas, así como su señal, presentan bloqueos frecuentemente. La emisora ha sido el principal medio de comunicación del movimiento por más de dos meses, sobre todo desde la destrucción de Radio Plantón, la pequeña emisora FM propia de los maestros, el 14 de junio.

Testigos en Radio Universidad identificaron a los agresores como “paramilitares”, debido a que llevaban rifles estilo militar de alta potencia. Estudiantes y ciudadanos frenaron el primer ataque; el segundo, se trató del incendio de un autobús fuera de la universidad que no logró alcanzar el edificio, ahora bien vigilado por los ciudadanos. Los bomberos no respondieron a llamadas de la universidad. Sin embargo, la emisora no sufrió ningún daño.

El día siguiente, una delegación de estudiantes del Tecnológico de Oaxaca declaró que realizarían una votación estudiantil el 28 de julio para declarar su apoyo al movimiento. El estadio del Tecnológico se usó para albergar a una multitud rebosada por 20,000 personas – cantidad estimada por La Jornada – que celebró la recuperación popular de la Guelaguetza original, libre y gratis, llevada a cabo el lunes 24 de julio. (La Guelaguetza “oficial”, organizada por el estado, se había convertido en un show caro hecho para los turistas). Con cada ataque proveniente del gobierno, tres grupos de ciudadanos se unen al movimiento.

La desaparición de las tres ramas del gobierno en Oaxaca sería completamente legal, según el abogado Manuel Cruz Avevedo, citando el párrafo V del articulo 76 de la Constitución Federal de la República, el cual dice que los funcionarios pueden ser destituidos “si fueran físicamente incapaces de cumplir con las funciones inherentes de sus posiciones, o fueran incapaces de hacerlo por situaciones o conflictos no resueltos por ellos mismos que afectan la vida del Estado, impidiendo la validez del orden jurídico.”

“Sería mucho mejor para todos que URO renunciara,” dijo Cruz Acevedo. Si no renuncia, pronosticó, Oaxaca “caerá en un clima de rebeldía general”. Mientras escribo esto, 24 municipios habrán desalojado a sus presidentes municipales en tomas realizadas por sus propios residentes. Entre ellas se encuentra la de Santa Cruz de Xoxocotalán (“Xoxo”), donde se encuentran los nuevos edificios del gobierno de estado (trasladados hasta allí para evitar protestas en el zócalo de la Ciudad de Oaxaca), así como la de su pueblo vecino de Zaachila. La lucha en Xoxo es un clásico, que involucra la expulsión de un presidente municipal del Partido de la Revolución Democrática (PRD) por el PRI, la instalación de una presidenta municipal interina de este último partido, y ahora el levantamiento popular en contra de ella.

Entre más aprendo, menos sencillo parece todo. Por ejemplo, el 3 de abril, el presidente Vicente Fox inauguró una carretera que vincula a San Juan Petlapa con el resto de Oaxaca. Petlapa era el único municipio indígena sin carretera. Pero la obra se abandonó sin finalizarla, y hace una semana las lluvias volvieron a aislar la comunidad chatina de la Sierra Norte. Y así se sumó el pueblo de Petlapa al movimiento social-magistral. Tal tipo de afiliación con el movimiento, sin duda, tiene que ver con el hecho de citar denuncias de la gente. Cuando la gente habla de dichas quejas –como la destrucción del patrimonio cultural y el medio ambiente, la falta de agua, de escuelas y de caminos – acusan a URO personalmente, pero realmente se trata de denuncias acumuladas contra al PRI, además de la privatización inminente de aun más servicios y espacios públicos. Entre un ambiente de temor y rabia difusos, uno suele escuchar “esto es nuestra cultura”, “no somos como las ciudades del norte”, así como referencias a la raíz. Todos estos factores reflejan que, en cierto sentido, Oaxaca ha cambiado, irrevocablemente, para peor. Una persona dijo: “si alguien quiere ver una ciudad moderna, que vayan a Estados Unidos”.

APPO enumera entre sus logros hasta el momento los siguientes: la tremenda participación popular en las marchas contra URO; la gran cantidad de maestros que ha mantenido la ocupación del zócalo; los cambios apresurados de URO de tres miembros de su gabinete; el “voto del castigo” que cambió nueve diputados del PRI por perredistas; y la toma de 24 (¿o serán 25?) municipios , cansados del dominio del PRI. Mientras tanto, ya que terminó el año académico, los maestros volvieron a llevar a cabo su trabajo en sus los pueblos de origen, para luego ocupar de nuevo 52 cuadras del centro de la ciudad capital del estado.

Por otro lado, más oscuro, la APPO apuntó a la falta de apoyo proveniente de los nuevos diputados del PRD. Pero algunos sí se solidarizaron durante el 25 de julio, por lo menos con palabras. No tienen mucha opción – la situación ahora es una de “a favor o en contra” del movimiento.

Otro asunto delicado es la participación de la policía que está “trabajando en contra de su propio gente”, en defensa de los ricos. El Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática se negó durante la temporada electoral a revelar a la luz pública las estadísticas de la pobreza. Mientras tanto, se dicen mentiras a través de la televisión, y los periódicos son controlados por el gobierno.

Se informó que los diputados del congreso estatal están en reunión en San Felipe, un pueblo exclusivo en las afueras de la Ciudad de Oaxaca.

Desde el 14 de junio no se conocen heridos entre la gente del movimiento, y el SNTE ha declarado que no sucedió ninguna muerte durante las agresiones de esa fecha, pese a las afirmaciones, de ese entonces, que hablaban de entre tres y veinte muertes.

El movimiento ahora espera una intensificación de la guerra sucia. No veo ninguna manera de que acabe pronto esta revolución socio-cultural.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Read this article in English

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America