<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español January 22, 2018 | Issue #41


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #40
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Con las armas de la palabra, la creatividad y nuestro trabajo, podemos lograr una Revolución, dice en Los Angeles, el cantor mexicano León Chávez Texeiro

La Otra en el Otro Lado reactiva coordinación de organizaciones en el Sur de California


Por Margarita Salazar
El Otro Periodismo con La Otra Campaña en El Otro Lado

12 de junio 2006

Los Angeles, California.- Convencido de que las armas que permitirán a los trabajadores convertirse en hombres y mujeres libres está en ellos mismos: en su capacidad de trabajo, en el manejo cotidiano de los medios de producción, en su capacidad de pensar, de amar y de transformar, en general, en la capacidad humana de tomar en las manos su propia existencia, el artista popular León Chávez Teixeiro trajo su canto al Sur de California, como parte de La Otra Gira de La Otra Campaña zapatista en El Otro Lado.

La fuerza, claridad y creatividad de este cantor mexicano de 70 años (energía e imaginación que muchos jóvenes quisiéramos tener), lo colocan dentro de la especie humana en peligro de extinción.

A esta especie en peligro de desaparecer también pertenecen los campesinos que cotidianamente batallan en los surcos, a sabiendas de que sus cosechas solo les permitirán sobrevivir un día mas; las obreras que en las fábricas producen miles de mercancías que harán mover al mundo y en las que van pedazos de sus vidas; los inmigrantes que en cualquier parte del mundo batallan por recuperar su humanidad perdida en su condición de ilegales y extranjeros, así como toda la especie de seres humanos que luchan por la vida.

Chávez Teixeiro es de la sepa de quienes en México luchan por una rebelión que ha optado por las armas de la palabra, la conciencia del quehacer cotidiano y la capacidad de transformación a partir de lo que uno hace. De ahí que, retomando el lema de que “La Tierra es de Quien la Trabaja” bien pudiera acuñarse el nuevo dicho de que la libertad social y personal es de quien la trabaja.

La Otra Gira en la frontera México-Estados Unidos comenzó el 7 de junio, cuando cerca de mil jóvenes de origen mexicano escucharon en la Preparatoria Santa Bárbara, en la ciudad del mismo nombre, las viejas rolas de León Chávez.

Aparte de conocer –algunos por primera vez en su vida- las crónicas que cantan al amor en medio de la lucha de clases, los estudiantes se enteraron del estado en que se encuentra La Otra Campaña después de la represión contra campesinos de Atenco y Texcoco, el 3 y 4 de mayo.

Lo mismo ocurrió en la ciudad de Oxnard dos días después, donde además de estudiantes, estuvieron presentes trabajadores migrantes, ambientalistas y artistas, entre otros miembros de la comunidad.

Por otra parte, alrededor de cien adherentes de La Otra Campaña en Los Angeles, realizaron el sábado 10 de junio, un evento político-cultural para recordar la represión de estudiantes por parte del gobierno (ocurrida el 10 de junio de 1971 y que pasó a la historia como El Halconazo). Ahí se comparó esta matanza con la actual situación represiva en México.

El concierto fue organizado por diversas organizaciones que integran La Otra En el Otro Lado, entre ellas, el Frente Unido de Pueblos Americanos (FUPA) del que forman parte organizaciones como el Comité Pro Democracia en México, Mexicanos Unidos en Defensa del Pueblo y el Grupo de Danza Cuahtémoc; también participa la Agencia de Medios Alternativos y Taller Editorial (AMATE), Harmony Keepers, la radio libre “Otra Radio” y Aztlán Media Collective, entre otros grupos que recientemente organizaron un masivo concierto en la granja del area Sur Centro de Los Angeles, en la que 350 familias que cultivan la tierra enfrentan la amenaza de desalojo por parte de las autoridades angelinas.

Como un trueno, la voz de León Chávez Texeiro irrumpió en el salón del Centro de Acción Popular, localizado en el mero corazón de LA. Hijo de un obrero que participó en los Batallones Rojos que se sumaron la Revolución Mexicana (cuyas bases eran mayoritariamente campesinas), León Chávez nació y creció entre relatos de la Revolución de 1910.

“En 1910, estalló tanta miseria. Los hombres y las mujeres -el campo lo han repartido-, apoyaron nuevos amos, para estar con el gobierno; su vida siguió un infierno tras el reparto de tierras, no tuvieron más remedio que seguir dando pelea, pa’ no perder la salea, tan fea la vio el señor, el jefe de la nación…”

El hecho de haber nacido en la popularísima Colonia Guerrero, en el Distrito Federal, el 11 de abril de 1936, contribuyó al surgimiento de una marcada tendencia a narrar a través de sus canciones, las luchas obreras de la ciudad capital a la que considera un mercado enorme en donde “las cabezas ruedan sin saber a dónde” y donde el “amor se escurre por la alcantarilla”. Texeiro pinta en sus letras escenas cotidianas de militantes enamorados:
“Sentado en una silla, pensando en la guerra, te miro comer”.

En sus cantos, León Chávez describe en detalles, incluso con nombres y apellidos, a los personajes involucrados en las luchas, como las grandes huelgas obreras en las que muchas veces participó. Así introduce a la historia popular a obreros como Cipriano Hernández Martínez (quien se negó a delatar a sus compañeros que organizaron una huelga en la fábrica y sufrieron una brutal represión) y Ponciano Flores, a Julia Sánchez (quien en su camino de clase se iría gastando temprano y también sus ilusiones sacadas de magazines), a la ex combatiente guerrillera María Luisa y a la Vieja Gorda y Callada, asesinada por un rico con influencias políticas, cuando se negó a servirle ron.

Además de referirse a las situaciones en las que vivían los obreros de aquél tiempo –que siguen siendo iguales a las de ahora-, León describe cómo es el amor en medio de la lucha:

“15 metros, 3 pulgadas/ 8 octavos, 16,
Un milímetro de espesor
y la lámina corrió, resbaló como navaja,
en mis manos se detuvo,
cuatro dedos me cortó,
igual que me hiciste tú.
Recordé cuando te fuiste
Tu mirada dura y fría me empezó
A dar calentura
Repetiste un seco ‘no’
Unos compas me atendieron
Me sacó el supervisor
El patrón está molesto pues la banda
Se paró, me cortaste de tu vida.
La bandera desplegada, roja y negra. No insistí.
A la empresa le pedí, el dinero de olvidado
Un mes de incapacidad, una venda, seis puntadas
Las heridas me dolieron casi tanto como tu, casi tanto
Como tú…”

Critica la enajenación de la mayoría de la gente: “Todo mundo está frente al televisor, frente a la máquina, pidiendo amor, pidiendo caridad, frente a la máquina…”

Virtuoso de la guitarra y las artes plásticas, el cantor es considerado por quienes lo conocen como “un autodidacta, comunero, rebelde, con el privilegio y el desgarramiento de los que como él les tocó en el 68 estar ahí y vivir ese episodio crucial de la historia reciente de México…León Chávez Texeiro es uno de esos rarísimos casos de hombre digno que nunca se vendió y que anda por ahí libre, pintando, roleando y dando testimonio” de las experiencias que ha vivido junto al pueblo.

Irónico en su estilo, en sus canciones León Chávez echa mano de la irreverencia contra los poderes, burlándose de todos, hasta de él mismo: “saliste a tirar basura y me tiraste a mi”.

También critica el machismo imperante en todo el planeta: “No quiero, dijiste, dejar en tus manos, mi propio camino…Atrás de tu risa vive un carcelero…Toqué mis tacones como un soldado…Te ofrecí espejitos de mi corazón, como a la Malinche, le habló con promesas el conquistador… Ahí están mis botas de macho tiradas en la habitación… te enseñé mi traje de charro…”.

Acompañado en el bajo por Fernando Lozada; en las percusiones, por Tonatiuh Hernández y los guitarristas Mauricio Díaz (El Hueso) y Héctor Marquez, León Chávez se sublimó con su canción dedicada a su amada: “mujer mariposa, regálame un hijo y dame un sonido de música nueva que nunca ha nacido…”.

Poeta, obrero desempleado, hombre de voz bronca, León Chávez mantuvo con la piel erizada por más de dos horas a quienes lo escucharon. Era como experimentar una placentera sensación producida por tanta verdad. De hecho, al escuchar “Se va la vida compañera”, la clásica crónica de la lucha diaria de las mujeres pobres, algunas mujeres lloraron.

Dicen que de lo bueno poco, por lo que sólo podemos contar con tres discos de Texeiro: Canciones, La Mujer, Se Va la Vida compañera y La Fundición (disco en el que incluye canciones basadas en su experiencia como obrero en una fundidora).

Afectuoso y solidario, el cantautor chilango acudió el 11 de junio a solidarizarse con los campesinos que desde hace más de 14 años trabajan un terreno de 14 acres localizado en South Central y que han convertido en un gran ejido autónomo donde cultivan toda clase de hortalizas, vegetales, frutas, flores y maíz. En los últimos tres años, las 350 familias que trabajan la tierra han enfrentado intentos de desalojo a raíz de una controversia con supuestos dueños del terreno. En este conflicto está involucrado el actual alcalde de LA, Antonio Villarraigosa.

En una breve plática en el lugar, León Chávez opina que la lucha por la tierra, el agua y los recursos naturales ahora cobra una vital importancia ya que “al cemento lo tenemos que mandar a la chingada”.

Dijo que desde 1994, cuando se dio a conocer el levantamiento Zapatista en México, personalmente sintió mucha alegría que eso sucediera pues el movimiento y la lucha por cambiar la situación en el país había caído en un vacío muy grande ya que gran parte de la izquierda se había legalizado y los luchadores sociales se habían convertido “en cocodrilos del poder; las organizaciones populares en los barrios fueron divididos por esta hambre de poder (esta ambición de ser diputados y ocupar puestos públicos)”.

Aclara que a pesar de que en los objetivos de lucha dados a conocer en sus inicios, el movimiento zapatista no planteaba de manera directa la situación de los obreros, al dar a conocer la VI Declaración de La Selva Lacandona estos aspectos quedaron reflejados “de manera clarísima” pues a su juicio, los zapatistas “lanzan un grito anticapitalista que a partir de los años 60 había un gran miedo a decirlo abiertamente”.

El hecho de que ahora se contemple la lucha por la apropiación colectiva de la tierra, como parte de los medios de producción, de la misma producción y el destino de dicha producción, es decir que los trabajadores decidan si se vende o se regala lo que producen con su trabajo, animó más al cantante.

De igual forma, el que ahora La Sexta haya hecho un llamado a la izquierda y a los grupos, colectivos e individuos y sectores de abajo, acrecentó el entusiasmo de León Chávez por sumarse al movimiento de rebelión nacional “civil y pacífica” que promueve La Otra Campaña.

Reconoce que este último aspecto ha creado una gran controversia entre los adherentes de La Otra, ya que muchos de ellos son parte de organizaciones de izquierda que tradicionalmente han promovido “todas las formas de lucha”, incluida la lucha armada.

En ese sentido León Chávez considera que ese asunto no lo va a decidir ninguna dirigencia o partido que a nombre del pueblo pretenda encabezar este tipo de lucha. “Esto no lo va a decidir ningún grupo, lo va a decidir la gente”, afirma.

Señala: “la violencia no solamente es de las armas, la verdadera violencia es que tengas que levantarte todos los días para ser explotado en tu lugar de trabajo. Es que tengas esa ideología televisiva, que te mantengas como un pinche esclavo”.

“El arma de los trabajadores está en ellos mismos. En su capacidad de trabajo, en el manejo cotidiano de los instrumentos (herramientas, máquinas, tecnología, medios de producción) del capital que hace que este mundo se mueva eficazmente”.

Explica que el apropiarse de un pedazo de tierra en la que se trabaja, de su propia capacidad de pensar y los recursos como artista, es lo que permite a las personas construir sus propias armas. Por ejemplo, dice, en el arte él ve un medio para llegar a la vida cotidiana de los trabajadores, de quienes encabezan una lucha. Lo que busca León Chávez es hacerlos visibles “que se hable de ellos para romper con la vida cotidiana” lo que el llama “hacer un extrañamiento de la realidad, es decir, reflejarlos para que ellos mismos se vean, se reconozcan y asuman una conciencia de su realidad”.

“Esas son las verdaderas armas”, dice y agrega que quien considera pertinente una lucha armada en México en estos momentos “o es muy ingenuo, es muy pendejo o es policía porque ellos son los que tienen las armas”.

En cambio, opina que la guerra de los de abajo tiene que emplear las armas de la palabra, la capacidad de trabajo de todos los sectores que van desde los estratégicos como el de generar electricidad, a los más simples como es el conducir un vehículo, tomar un libro, en suma: “tomar en nuestras manos la vida, el entendimiento”.

“Nuestra guerra tiene que ser distinta. Utilizando otras armas: nuestro corazón, nuestra lucha, todo lo que hace posible que el mundo se mueva: el agua, la luz, los barcos…La decisión de tomar las armas no va a resolver los problemas”, concluye.

La Otra Gira también incluyó un concierto en Santa Ana, el dia 11 de junio y otros que se realizarán en el área de Tijuana-San Diego, en la que pedirán la libertad “inmediata en incondicional de todos y todas las presas políticas de Atenco y Texcoco”.

Por su parte, adherentes de La Otra en el Otro Lado-Los Angeles, realizarán protestas frente al Consulado de México en esta ciudad, todos los lunes a partir de las 6:00 de la tarde “hasta que liberen a todos los compañeros y compañeras presos”.

Share |

Haz click aquí para más del Otro Periodismo con la Otra Campaña

Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America