<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español June 25, 2018 | Issue #36


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #35
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

En juego la democracia en México

López Obrador a punto de salir de la contienda presidencial


Por Erich Moncada
Especial para The Narco News Bulletin

6 de abril 2005

México enfrentará durante estos días una de las mayores pruebas en su joven democracia e historia. El jueves 7 de abril la Cámara de Diputados se reunirá para decidir si retira la inmunidad (el fuero) del alcalde de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para que pueda ser arrestado y encarcelado por desobedecer una orden judicial al construir un acceso a un hospital.


Andrés Manuel López Obrador
Foto: Gobierno del Distrito Federal
Según el razonamiento legaloide que ha esgrimido el gobierno del presidente Vicente Fox, López Obrador no acató la orden de un juez para detener la construcción de un camino al hospital ABC (American British Cowdray) que pasaba por terrenos de un particular, y por ese supuesto desprecio por la ley los diputados federales pretenden inhabilitarlo para competir en las elecciones presidenciales de 2006. El delito por el que se le acusa no aparece tipificado en la ley y ni siquiera es grave; no obstante, la ley electoral prohíbe la postulación de ciudadanos sujetos a un proceso judicial. De ahí la controversia.

¿Pero qué es el fuero? León Duguit dice que:

“…este privilegio se halla ampliamente justificado por la necesidad de garantizar la independencia del Parlamento, de sustraer a sus miembros a la especie de chantaje, de coacción moral que el gobierno, que dispone de la acción y de la fuerza públicas, pudiera ejercer sobre ellos y a las maquinaciones de los particulares que, ejercitando el derecho de la citación directa, podrían entorpecer la acción parlamentaria, suscitando cuestiones a los diputados de quienes creyeran tener motivos para enjuiciarlos”.


El camino que está al fondo del asunto.
Para responsabilizar a un funcionario público se debe promover un juicio de desafuero, similar al impeachment trial del sistema anglosajón, donde sólo el Poder Legislativo, como cuerpo democrático y representativo del pueblo, puede ejercer esta función. La figura es un arma de dos filos: es efectiva como instrumento de rendición de cuentas, por ejemplo, en los procesos que enfrentaron varios presidentes latinoamericanos como el paraguayo Raúl Cubas (acusado por haber asesinado a su vicepresidente), el brasileño Fernando Collor de Mello (por delitos de corrupción) o el venezolano Carlos Andrés Pérez (por malversar fondos reservados); pero también es eficiente para golpear a los adversarios políticos, como lo sufrido por el expresidente Bill Clinton, a punto de perder su puesto por el escándalo de Monica Lewinsky y las acusaciones frívolas y moralistas de los republicanos.

El desafuero en Corea y México


Roh Moo-hyun
La complicada situación que enfrenta el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México no es más que un golpe de estado preventivo disfrazado de una hipócrita legalidad, fraguado por el gobierno panista y el Congreso controlado por el centro derechista Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el derechista Partido Acción Nacional (PAN). La situación tiene muchísimos puntos en común con lo sucedido en marzo del año pasado al presidente de Corea del Sur, Roh Moo-hyun, cuando fue inhabilitado por los dos partidos políticos principales, el conservador Gran Partido Nacional (Grand National Party) y el liberal Partido Demócrata del Milenio (Millennium Democratic Party), alegando infracciones a la ley electoral, corrupción e incompetencia en el puesto. La mayoría de la población (70 por ciento) se opuso al proceso de destitución y después de enormes manifestaciones callejeras, la Suprema Corte revirtió la decisión de los congresistas. Paralelamente, volviendo a México, según la más reciente encuesta de GEA-ISA, revelada por Canal 40 a finales de marzo, el 56 por ciento de los mexicanos y el 75 por ciento de los habitantes del Distrito Federal (nombre oficial de la Ciudad de México) se oponen al desafuero.

No es exagerado remarcar las similitudes entre Roh y López al señalar las pasiones que despiertan en la ciudadanía, al ser políticos carismáticos y poco ortodoxos, con un importante historial progresista que ponen en riesgo la hegemonía de los institutos políticos más conservadores.

El profesor Hoon Jaung escribe de Roh:

“Relativamente joven a los 56 años, su imagen populista y sus credenciales como reformista le permitieron encausar el movimiento por el cambio, contra el autoritarismo y por el orgullo nacional. (…) Hijo de un obrero, labró su carrera política desde la oscuridad hasta la oficina presidencial. Al no tener un título universitario aprobó el examen de la barra y se hizo abogado a los 29 años. Estuvo involucrado en el movimiento democratizador como abogado laborista en la ciudad de Busan, hasta que entró a la Asamblea Nacional en 1988. Ha luchado insistentemente contra el regionalismo”.

López Obrador, de manera similar, formó parte del movimiento democrático que dio origen al Partido de la Revolución Democrática (de izquierda), en las elecciones de 1988, en las que ganó fraudulentamente Carlos Salinas de Gortari. Y como líder social contendió dos veces por el gobierno de Tabasco, pero perdió por fraudes documentados del PRI. A finales de los noventas fue presidente de su partido y en 2000 ganó la jefatura del gobierno del Distrito Federal, donde ha impulsado una intensa política social con disciplina y austeridad fiscal. AMLO despertó las simpatías de los habitantes de la capital al ofrecer todos los días a las 6 de la mañana una conferencia de prensa, transportándose en un sencillo auto y disminuyendo su sueldo y el de sus colaboradores más cercanos, en comparación con Fox, que gana más que sus homólogos de España, Canadá e Inglaterra.

Lo que más despierta el temor de sus oponentes es su promesa de campaña de reabrir los expedientes del mayor fraude bancario en la historia del país, el Fobaproa (por la crisis económica de Ernesto Zedillo, en 1994), y castigar a los responsables, entre los que se encuentran involucrados personajes tanto del PRI como del PAN. Asímismo, en los círculos empresariales existe el temor de que si llega al poder se aleje del modelo neoliberal, que se aplica en México desde la década de los ochentas. y se incline por darle mayor énfasis a la intervención del Estado en la economía.

Pero lo mismo ha estado sucediendo en el resto de Sudamérica con el nuevo rostro y discurso de la izquierda.

Los riesgos

Los medios, absortos y aprovechándose de la muerte del Papa para aumentar sus raitings, alertan la posibilidad de que las protestas a favor del “Pejelagarto”, o Peje, (apodado así por un pez originario de Tabasco, de la familia de los lepisosteidae) desborden la civilidad y provoquen actos violentos. Las advertencias del secretario de gobernación Santiago Creel (El Universal, 22.III.05), del procurador general Rafael Macedo, del dirigente nacional del PAN, Manuel Espino; y hasta del líder de los empresarios, José Luis Barraza enturbian la atmósfera nacional y menosprecian las próximas movilizaciones sociales.


El tocayo del “Peje”.
Foto: Acuario de Veracruz
Cuando se desaforó a Roh Moo-hyun, los funcionarios del gobierno advirtieron que no permitirían ningún tipo de manifestación ciudadana. En una nota del Daily News de Sri Lanka y del Korea Times, el gobierno provisional declaró:

“Aún las protestas callejeras con velas son ilegales”, dijo el superintendente de la policía Kim Ok-Jeon, a cargo de la seguridad en la capital (Seúl). “De acuerdo a la ley usaremos la fuerza para dispersar las reuniones si los participantes no obedecen las repetidas advertencias para que se vayan”.

La marcha con velas aglutinó entre 150 y 200 mil ciudadanos y transcurrió sin contratiempos. Pero ¿qué garantía existe de que en México reine el pacifismo sobre la provocación? Cada fin de sexenio (y vaya que éste fue sólo de cuatro años) hay turbulencia social. Si la historia sirve como referente (recordemos toda la sangre que corrió en 1968, 71 y 88), cuando en 2004 se celebraron en Corea las elecciones generales los votantes castigaron en las urnas al GNP y al MDP, que perdieron representatividad en el Congreso, y premió al Uri Party (nuestro partido) de Roh con la mayoría simple de la legislatura. El complot político sólo catapulta la figura heroica del perseguido ante la opinión pública.

Y con el Peje está pasando lo mismo. Así que es posible que las expresiones de repudio al desafuero de AMLO el próximo jueves sobrepasen las observadas en la primera concentración en apoyo al mandatario, el 29 de agosto del año pasado, cuando convocó en el Zócalo de la ciudad a cerca de medio millón de personas. Y si el gobierno de Fox, el PAN y el PRI temen vencer por las buenas, en las urnas, al político mejor calificado en todas las encuestas de opinión pública desde que es alcalde de la Ciudad de México, la legitimidad del nuevo régimen, sea del partido que sea, se verá seriamente comprometida.

Tratar de especular lo que pasará después de mañana jueves 7 de abril es prácticamente imposible.

Share |
Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America