<i>"The Name of Our Country is América" - Simon Bolivar</i> The Narco News Bulletin<br><small>Reporting on the War on Drugs and Democracy from Latin America
 English | Español October 31, 2014 | Issue #28


Making Cable News
Obsolete Since 2010


Cambiar Colores: blackwhiteabout colors

Imprimir

Buscar en Narco News:

Narco News Issue #27
Archivos completos

Narco News is supported by The Fund for Authentic Journalism


Follow Narco_News on Twitter

Sign up for free email alerts list: English

Lista de alertas gratis:
Español


Contact:

Director General:
Al Giordano


Opening Statement, April 18, 2000
¡Bienvenidos en Español!
Bem Vindos em Português!

Editorial Policy and Disclosures

Narco News is supported by:
The Fund for Authentic Journalism

Site Design: Dan Feder

All contents, unless otherwise noted, © 2000-2011 Al Giordano

The trademarks "Narco News," "The Narco News Bulletin," "School of Authentic Journalism," "Narco News TV" and NNTV © 2000-2011 Al Giordano

XML RSS 1.0

Que todas las voces se oigan

El camino para la legalización es el diálogo


Por Elizabeth Flores
Becaria de la Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico

15 de febrero 2003

La conferencia de Ethan Nadlemann, la mañana del viernes 14 de febrero, en el marco de la cumbre “Saliendo de las Sombras”, invita al debate porque, dice, It makes sense… es la mejor manera de entendimiento sobre este tema.


Ethan Nadelmann
Photo D.R. Jeremy Bigwood 2003

Cuando Ethan habla, la gente lo escucha. Uno se pregunta qué tiene este gringo que logra tener a un auditorio lleno de personas de los cinco continentes atentas a su discurso. La respuesta es muy simple y él la diría con dos palabras: tiene sentido. Lo que dice tiene sentido. It makes sense.

Son las 9:30 de la manana del viernes, es el ultimo día de las sesiones de la cumbre “Saliendo de las Sombras: terminando con la prohibición a las drogas en el siglo XXI”, algunas personas llegan corriendo y beben un café en la recepcion. Adentro, Ethan Nadelmann ya está en el podio y con su voz conjura el silencio. Uno se calla no porque no tenga nada que decir, sino porque es bueno escuchar, porque todos los participantes en este evento han venido a escuchar. Ayer por la tarde, el diputado mexicano Gregorio Urías sintetizó el espiritu de este evento: “Lo que estamos proponiendo no es tanto un marco de legalización de las drogas, sino un camino de diálogo, que las voces se dejen oir”.

Durante su conferencia, Ethan Nadelmann, director de la Drug Policy Alliance (DPA), aseveró en diversas ocasiones que la Guerra contra las Drogas que tiene Estados Unidos no ha afectado a nadie de forma más directa que al mismo país. El discurso de Ethan ofreció la oportunidad a los asistentes latinoamericanos de comprender la forma en que los activistas estadounidenses visualizan un problema que, en gran parte del mundo, está íntimamente relacionado con el antiamericanismo.

Nadelmann habló del movimiento antiprohibicionista que se está extendiendo a todo el mundo, y que tiene como base la idea de que la Guerra contra las Drogas es un mal que está carcomiendo al mundo como un cáncer, y que dicho mal no tiene nada que ver precisamente con el uso de drogas (vaya, ni siquiera con el abuso, ya que, dice Nadelmann, “La gente no deberia ser castigada por cosas que introduce a su cuerpo”). Tiene que ver con la política prohibicionista que impera en el mundo y que impulsa Estados Unidos.

Dentro de esta lógica prohibicionista se asume que es necesaria una intervencion de cuerpos policiacos y del ejercito, tanto así que “cuando en Estados Unidos nombran al director encargado de la política antidrogas, no nombran a un médico o a un profesional de la salud, escogen a un ex jefe policiaco o a un ex general”.

Además, Nadelmann recordó que, a pesar de que los gobiernos no lo quieran reconocer, hay otras drogas aparte de la cocaína, las hojas de coca, la cannabis, los alucinógenos y el resto de las drogas prohibidas, ya que el café, el cigarro y otras sustancias legales tambien son drogas. Pero este punto de vista conlleva una doble moral peligrosa, ya que al decir que algunas drogas son buenas, o al menos el hecho de que no se las prohiba, y que otras son malas, se esta implicando un sesgo de caracter cuasi-personal a una cuestion legal. “Yo digo”, parecen decir los gobiernos, “qué drogas puedes tomar y cuáles no”.

En Latinoamérica existe la percepción de que gran parte de la culpa de los problemas relacionados con las drogas la tiene Estados Unidos. Pero Ethan, al igual que los muchos activistas estadounidenses que ovacionaron su intervención, está convencido de que la Guerra contra las Drogas que lidera Estados Unidos tiene su principal víctima en ese país y que no son sus intereses económicos los que controlan tanto el tráfico como el combate a las drogas ya que, aseguró, la Guerra contra las Drogas que libra su país no tiene que ver con lo que sucede en Latinoamérica, al menos de forma directa, sino que es un problema interno. Por tanto, concluyó, cada país debe librar su propia guerra; cada país, dentro de un marco de dialogo interno, debe tomar sus propias determinaciones legales hacia la despenalización de las drogas, porque sólo de esta manera sera posible alcanzar acuerdos internacionales.

Los puntos de vista de Ethan pueden parecer un poco bizarros o “gringos” a los ojos latinoamericanos, pero la idea general detrás de ellos tiene mucho sentido: “La capacidad de organizarse estratégicamente depende de lo profundo que sea nuestro análisis del problema”. Si cada país, cada organización, conduce un diálogo profundo y analítico sobre el tema de las drogas, tarde o temprano llegarán a terreno común, piensa Ethan. Ése es el fin último de esta cumbre. Ethan Nadelmann resumió la razón detrás de su interés en la legalización en una frase, It makes sense. Aquí, en Mérida, México, eso se dice, “Más claro, ni el agua”.

Full Disclosure: The author wishes to acknowledge the material assistance, encouragement, and guidance, of The Narco News Bulletin, The Narco News School of Authentic Journalism, publisher Al Giordano and the rest of the faculty, and of the Tides Foundation. Narco News is a co-sponsor and funder of the international drug legalization summit, “OUT FROM THE SHADOWS: Ending Prohibition in the 21st Century,” in Mérida, Yucatán, and is wholly responsible for the School of Authentic Journalism whose philosophy and methodology were employed in the creation of this report. The writing, the opinions expressed, and the conclusions reached, if any, are solely those of the author.

Apertura total: El autor desea reconocer la asistencia material, el ánimo y la guía de The Narco News Bulletin, La Escuela de Narco News de Periodismo Auténtico, su Director General Al Giordano y el resto del profesorado, y de la Fundación Tides. Narco News es copatrocinador y financiador del encuentro internacional sobre legalización de las drogas “Saliendo de las sombras: terminando con la prohibición a las drogas en el siglo XXI” en Mérida, Yucatán, y es completamente responsable por la Escuela de Periodismo Auténtico, cuya filosofía y metodología fueron empleadas en la elaboración de esta nota. La escritura, las opiniones expresadas y las conclusiones alcanzadas, si las hay, son de exclusiva responsabilidad del autor

Abertura Total: O autor deseja reconhecer o material de apoio, o propósito e o guia do Boletim Narco News. a Escola de Jornalismo Autêntico, o editor Al Giordano, o restante de professores e a Fundaçáo Tides. Narco News é co-patrocinador e financiador do encontro sobre a legalizaçao das drogas Saindo das Sombras: terminando com a proibiçao das drogas no século XXI em Mérida, Yucatan, e é completamente responsável pela Escola de Jornalismo Autêntico, cuja filosofia e metodologia foram implantadas na elaboraçao desta reportagem. O texto, as opinioes expressadas e as conclusoes alcançadas, se houver, sao de responsabilidade do autor.

Share |
Discussion of this article from The Narcosphere

For more Narco News, click here.

The Narco News Bulletin: Reporting on the Drug War and Democracy from Latin America